La Argentina en el mundo pospandemia

Política

El canciller Felipe Solá fue orador ayer en el Coloquio de IDEA; también Susana Malcorra, exministra de Exterior del Gobierno de Mauricio Macri.

“Las exportaciones argentinas ocupan buena parte del cerebro de la Cancillería”, y por ello se debe “insistir con el Mercosur”, así como “ir en búsqueda de los mercados de los países del Sudeste Asiático, del África subsahariana y apuntar al mundo árabe”, sostuvo Felipe Solá, que remarcó que “debemos insistir con el Mercosur, meter el acuerdo automotor y bajar el arancel común” mientras se mantiene la mejor relación con los Estados Unidos y Europa.

Una de las convocatorias, ayer, del foro empresarial IDEA apuntó a debatir sobre la posición del país en el mundo imaginando un escenario pospandemia. El canciller lo primero que subrayó, sin embargo, fue que la pandemia no ha concluido y que en tanto se hace lo que se puede.

“Cuando pase la pandemia vamos a demostrar qué podemos y qué queremos”, dijo Solá, quien aseguró que América Latina se encuentra “muy dividida” y que ese foco está puesto en lo que piensa cada país sobre Venezuela. Entonces se preguntó a quién le conviene que eso sea así.

“América Latina está muy dividida. Se dejó de lado una agenda de integración que era muy importante. Esos valores que eran un activo importantísimo”, indicó el ministro y sostuvo que “el único factor que divide a esos países es qué piensan sobre Venezuela. ¿Quién instaló que por esa razón uno es amigo o enemigo de otro amigo americano?”.

“Estamos en pandemia y hacemos lo que podemos. Una parte de nuestra economía ha seguido funcionando y otra parte depende del trabajo de personas que por cuidado están en sus casas”, dijo Solá y que “mientras exista una pandemia, esa es una limitación para los trabajadores y para el futuro. El verdadero futuro será cuando no tengamos más pandemia”.

Para el ministro, “Argentina tiene un enorme campo de acción si se sitúa dentro de la cadena agroindustrial a partir de productos alimenticios de alta calidad para consumo humano, con equipamiento y productos farmacéuticos de uso veterinario, genética animal y vegetal, vacunas e inseminación artificial”.

Planteó que “si bien exportar mucho más no es sencillo porque los países tienden a cerrarse, tenemos enorme capacidad, desde vinos, lácteos y productos de las economías regionales hasta la sofisticación de vender ‘know how’ agrícola, tema en el que somos de los mejores del mundo, si no los mejores. La agricultura argentina es resiliente a todo, al tipo de cambio, a cambios en las retenciones y en la tasa de interés”.

La excanciller Susana Malcorra ocupó la primera parte del panel, coincidiendo en fortalecer el Mercosur, que definió como “un embarazo a medio hacer”. Además, la exfuncionaria radicada en España sostuvo que Argentina no se tiene que guiar por la bipolaridad que protagonizan Estados Unidos y China y fijarse en explorar otros territorios, como África. Además, aconsejó plantearse políticas a largo plazo buscando puntos en común.

“Argentina no debería plantearse el uno u el otro. Debería mantenerse en relación con ambos y generar espacios de asociación que vayan más allá de los dos países. Europa es un jugador muy importante. Tiene un rol fundamental para la Argentina, pero hay que abrir más espacios. Como por ejemplo, África, que es una oportunidad”, dijo la exfuncionaria y que “de una vez por todas hay que hablar de la integración de Sudamérica, sobre todo la infraestructura que facilite nuestra llegada al mundo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario