Bochorno: ex concejo desde hoy aumenta empleados 25%

Política

Oficialistas y opositores, en un pacto que incluye «no discursos» en las bancas, votarán hoy en la Legislatura porteña agrandar 25% la planta permanente de empleados con el remanente de la planta política de la anterior gestión.

La medida es impulsada tanto por el ibarrismo como por el macrismo, pero encontró oposición en una extraña y circunstancial alianza del bloque zamorista con el Recrear (ala Bullrich) y el ex ibarrista suelto Ariel Schifrin, quienes tratarán de burlar el acuerdo y discursear en el recinto hoy.

El tratamiento de la resolución será sobre tablas sin discurso, de acuerdo con el resultado de la reunión de Labor Parlamentaria que celebraron ayer los presidentes de bloque.

Se trata de un plantel de 277 contratados, que elevará la planta a 990 empleados, más la planta transitoria de cerca de 800 que se desempeña.

Para los «transitorios» en cuestión, se creó un apartado de planta especial en diciembre, sobre la hora de asumir los nuevos legisladores porteños tras las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires, que consagraron a Aníbal Ibarra como jefe de Gobierno reelecto.
En esa votación se renovó totalmente, y por última vez, la Legislatura (sus 60 bancas), la que a partir de 2005 comienza a cambiarse por mitades.

• Herencia

Los anteriores diputados -doce fueron reelectos-acordaron con la nueva gestión legislativa dejar como herencia dos decretos. Uno crea una planta especial de personal, y el otro abre un concurso especial para esas personas.

El concurso consiste casi en un sorteo,
ya que se abren 277 vacantes -una por cada uno-y de acuerdo con el puntaje se otorgará la categoría de empleados, es decir, de sueldos de entre $ 800 y $ 1.215.

Esos decretos se terminaron
firmando ante la presión de los contratados que frenaron las sesiones y amenazaron con paralizar el debut y asunción de los nuevos diputados porteños el 10 de diciembre pasado.

La Legislatura había acordado, además, respetar la conformación del cuerpo de seguridad, al considerar que no era conveniente, por la tarea que desempeñaba, una renovación.
Lo cierto es que ese cuerpo comenzó a crecer inesperadamente, al menos en los papeles, de acuerdo con lo que aseguran los diputados que hoy en la sesión intentarán manifestar su desacuerdo.

Ese grupo lo conforman integrantes del bloque Recrear -como María Eugenia Estenssoro, Juan Velazco y Silvia La Ruffa- el ex ibarrista Ariel Schifrin y se sumaría la esposa de Luis Zamora, Noemí Olivetto.

«No estamos de acuerdo con esta metodología que remite al ex Concejo Deliberante, por eso trataremos de hacernos escuchar en el recinto, a pesar del acuerdo de votar sin discursos»,
explicó Schifrin en nombre del grupo de opositores a la medida.

En cambio, el vicepresidente de la casa, el peronista
Santiago de Estrada, cree que «con esto se normaliza la cuestión de los empleados que darán un concurso entre ellos, con calificación mínima de 4, teniendo en cuenta que hablamos de las funciones institucionales que cumplen estas personas».

Dejá tu comentario