Boleta Única de Papel: agitado debate entre delegada de “Wado” de Pedro y diputados opositores

Política

La secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, fue la primera disertante del plenario realizado ayer en la Cámara baja y no solo denostó las iniciativas en curso, sino que además minimizó las denuncias sobre actos electorales del pasado y alabó con creces el actual sistema.

El oficialismo reforzó ayer su rechazo a cualquier tipo de iniciativa sobre la Boleta Única de Papel con una fuerte exposición de la secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco. La delegada del ministro Eduardo de Pedro denostó, durante un plenario de comisiones en Diputados, los textos en análisis y realizó una muy generosa defensa del sistema actual, incluso con una minimización de las denuncias sobre actos electorales del pasado.

Tras disertar, García Blanco no tuvo problemas en contestar a un puñado de legisladores que se mostraron sorprendidos por la postura de confrontación sin tapujos de la funcionaria kirchnerista. Logró imponer algo de calma el jefe del radicalismo en la Cámara baja, Mario Negri, y el debate continuará el martes próximo, cuando el conglomerado opositor busque avanzar con un dictamen. “Sólo le comento que la Boleta Única de Papel está desde el año 1958 -el ejemplo de Australia- y que, de todos los países, sólo quedan 16 sin aplicar este sistema. Nosotros somos uno de ellos”, pinceló el cordobés.

“Las cosas no pueden hacerse a las apuradas para imponer agenda”, lanzó García Blanco, quien dejó claro que las elecciones en la Argentina “se desarrollan con total normalidad y con alta participación, alternancia en el gobierno y resultados que nunca fueron judicializados”.

“¿Cuál es el fundamento para cambiar el instrumento de votación? La ausencia de boletas es el principal fundamento, pero la realidad es que nadie pudo cuantificar la magnitud del problema”, se animó a agregar bajo signos de tensión -trabas a la hora de seguir el discurso que tenía como ayuda- la funcionaria del Ministerio del Interior. No se quedó allí, ya que destacó que la Boleta Única de Papel “no garantiza una reducción de costos”, vulnera “el derecho de electores” y “complejiza conteo de votos”.

“Está claro que se trata de un cambio que puede traer efectos no deseados”, sumó la delegada de “Wado” de Pedro y finalizó: “¿Piensan honestamente en encarar esta reforma de magnitud ante el riesgo enorme de perjudicar sistema que funciona?”.

Desde Juntos por el Cambio, Silvia Lospennato se encargó de recordarle a García Blanco sobre las denuncias realizadas en los últimos años no sólo por macristas, sino también por dirigentes peronistas como el excanciller Felipe Solá, o los vicios que aparecen en algunas provincias, como Santiago del Estero del matrimonio Zamora. Nada hizo salir de la postura inicial a la funcionaria, que buscó chocar siempre.

Lo ocurrido fue tan evidente que el usual aliado del Frente de Todos, Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro), que para este debate se sumó a la oposición, le remarcó a García Blanco la falta de necesidad de criticar el trabajo realizado por organizaciones de la sociedad civil. Y disparó: “Este ambiente de tensión partió de la actitud despectiva que tuvo usted, como si todo esto fuese algo que inventamos hace un ratito para una puja de poder”.

Algunos legisladores opositores empezaron a diagramar un intento de dictamen que tomará, como base, la boleta que se utiliza en Córdoba. Es decir, candidatos, categorías y fuerzas en un mismo papel, entre otras cuestiones.

Dejá tu comentario