Cambiemos confía en tener los votos para desaforar a De Vido el 25-O

Política

Luego de que un juez pidiera, por orden de la Cámara Federal porteña, el desafuero y posterior detención del diputado Julio De Vido, el oficialismo y parte de los bloques opositores avanzan para reunir el número necesario para quitarle esa protección parlamentaria al exministro de Planificación.

El titular de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, recordó que ya convocó a la comisión para el próximo martes a las 16, y que la intención es votar el desafuero el miércoles 25. Para que se concrete, se deberán reunir los dos tercios de los presentes en la Cámara baja.

"Creo que los votos los tenemos, no habrá dificulta para conseguir la cifra", afirmó Tonelli en declaraciones a radio El Mundo.

Por orden de la Cámara Federal, el juez Luis Rodríguez pidió a la Cámara de Diputados que le dé trámite al desafuero de Julio De Vido a fin de concretar su "inmediata detención" y, rápidamente, el oficialismo convocó a una reunión de comisión para avanzar en ese sentido la semana que viene.

Sin embargo, la defensa del exministro de Planificación Federal, involucrado en la causa por la presunta malversación de fondos públicos a través de Yacimiento Carbonífero Río Turbio (YCRT), anunció que apelará el fallo judicial y que, por ende, el desafuero no debería avanzar en el Congreso.

En su resolución, Rodríguez encomendó al Ministerio de Seguridad de la Nación que, en caso de aprobarse la solicitud de desafuero, proceda con la "inmediata detención" del exfuncionario kirchnerista y su traslado a la Unidad 29 del Servicio Penitenciario Federal.

A través de una nota dirigida al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, el juez solicitó "a la Honorable Cámara de Diputados de la Nación el desafuero del diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires Julio Miguel De Vido en los términos del artículo 1 de la Ley 25.320 con el objeto de proceder a su detención y recibirle declaración indagatoria".

La nota fue firmada poco después de que la Sala II de la Cámara Federal le ordenara que dispusiera el arresto, previo desafuero del diputado nacional, algo que Rodríguez había rechazado inicialmente a partir de la solicitud del fiscal Carlos Stornelli.

Esta vez, al tratarse de un pedido del juez, el oficialismo lograría la mayoría agravada de dos tercios en la Cámara de Diputados para lograr el desafuero del exministro, ya que en esta oportunidad acompañarían algunos bloques que tuvieron otra postura cuando se trató el planteo de expulsión por "indignidad moral" a fines de julio pasado.

El presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja, Pablo Tonelli, confirmó que citará a una reunión del cuerpo el próximo martes con el objetivo de dar dictamen favorable y así poder votarlo al día siguiente en el recinto.

Para ello, el juez Rodríguez puso el expediente "a disposición" de la Cámara de Diputados "para proceder a su relevamiento en esta sede o extraer copias del mismo, con el objeto de obtener toda la información que resulte necesaria para el tratamiento del pedido de desafuero".

En la causa se investiga malversación de fondos públicos para distintas obras en Río Turbio en el orden de los 26.000 millones de pesos entre los años 2006 y 2016, y se calcula que hubo un desvío de 265 millones hacia otros fines de los previstos.

El camarista Martín Irurzun, quien encabezó el voto de la Cámara, dijo que correspondía la "inmediata formalización" del pedido de desafuero ante Diputados para luego cumplir con la orden de detención de De Vido, ya que "su encarcelamiento resulta la única alternativa viable para garantizar el éxito de esta investigación".

"Sin que lo expuesto implique abrir juicio alguno sobre su acierto o sobre la eventual responsabilidad del nombrado en las maniobras y sin perjuicio de cuanto defina el juez en ocasión de resolver su situación procesal, la totalidad de las circunstancias analizadas permiten concluir que, en tanto se verifican en derredor de De Vido indicios de entidad suficiente como para presumir que su libertad constituye un riesgo para el proceso en curso", señaló Irurzun, cuyo voto fue compartido por Leopoldo Bruglia.

Ambos coincidieron en que estando en libertad De Vido existen "serios riegos de obstrucción de la investigación", y señalaron que no alcanza lo ya ordenado por el juez respecto a la prohibición de salida del país ni la obligación de comparecer ante el Tribunal periódicamente.

En tanto, el tercer juez, Eduardo Farah, votó en disidencia parcial pues concluyó que correspondía el desafuero y la imposición de una fuerte caución real sobre De Vido pero no así la detención.

En un comunicado, la defensa de De Vido adelantó que apelará el fallo, al aducir "inexistencia de riesgos procesales", dado que el exministro "no sólo se encuentra a derecho y a disposición completa de la Justicia en todas las causas que actualmente se hallan tramitando, sino que cuenta con una prohibición de salida del país -respetada a rajatabla-, ha entregado su pasaporte al Juzgado Federal y comparece ante los estrados de Comodoro Py 2002 mensualmente".

Además, los abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro recalcaron que su defendido ni siquiera ha prestado declaración indagatoria por esta causa, "es decir, ni siquiera se saben los hechos precisos que se le imputan".

"El señor De Vido no cuenta aún con ninguna causa en la que haya sido condenado, por lo que, hasta que se demuestre lo contrario, rige por imperio de la ley su calidad de persona inocente, salvo que en el nuevo sistema jurídico argentino se disponga el fin del principio de inocencia, algo que a esta altura, parece posible", señalaron.

La intervención de la Cámara es ante el pedido del fiscal de primera instancia, Stornelli, quien le había reclamado a Rodríguez la detención del diputado y su previo desafuero: el juez había rechazado el planteo y dispuesto, en cambio, la indagatoria de De Vido y la prohibición de salida del país.

Dejá tu comentario