Rechazaron el pedido de revocar la domiciliaria del marido de Carolina Píparo

Política

La jueza Marcela Garmendia desestimó el planteo de los jóvenes atropellados por Juan Buzali, por un supuesto intento de soborno.

La jueza de Garantías de La Plata Marcela Gardenia rechazó el pedido de revocatoria del arresto domiciliario, por un presunto intento de soborno formulado por la defensa de los dos jóvenes que fueron atropellados por el marido de la diputada bonaerense Carolina Píparo, Juan Ignacio Buzali.

La magistrada entendió que “la medida morigeradora que se intenta revocar ha sido oportunamente revisada y analizada en profundidad por la cámara de Apelaciones y garantías en lo Penal, sobre todo en cuanto a los peligros procesales que se le atribuyen”, a Buzali.

“Asimismo, la denuncia que realizara la víctima de autos (…) respecto de una reunión informal que habría mantenido con la esposa del imputado Buzali, interpretando ello como un presunto entorpecimiento probatorio -dando origen a una causa penal-, debe ser profundizada en su investigación, dilucidando si hay responsabilidad de quienes hayan asistido a esa reunión”; destacó la jueza.

También se explicó en la resolución que “esto dejaría implícito una incomprobable subordinación de Píparo por el solo vínculo matrimonial que, desde la única perspectiva posible de analizar, no puedo dejar de rechazar. Por otra parte, y en virtud del informe realizado por la Dirección de Monitoreo, no surge constancia alguna que Buzali haya incumplido en ningún momento la medida morigeradora implementada oportunamente”.

A mediados de junio, el abogado defensor de uno de los jóvenes atropellados el 1 de enero pasado por Juan Ignacio Buzali, solicitó que le revoquen el beneficio de la prisión domiciliaria al acusado luego de que otro de los damnificados de ese episodio denunciara que intentaron sobornarlo.

Es que I.C., uno de los jóvenes atropellados por Buzali, revocó el poder de sus abogados para que lo patrocinen y denunció ante la justicia que perdió la "confianza" en ellos porque lo llevaron a un "encuentro clandestino" con Píparo en una casa quinta.

El joven expuso en un escrito que, en esa reunión -que, según aseguró, tuvo lugar una semana antes de que la justicia resolviera que Buzali accediera al arresto domiciliario- la legisladora le entregó 2.000 pesos, un celular y unas zapatillas.

Dejá tu comentario