CGT: dos cumbres dividen hoy la interna tras ecos del paro

Política

En Unión Ferroviaria se juntarán los más distanciados del Gobierno y en el gremio del gas estarán los sindicatos de peso que quieren liderar.

Cuando todavía suena el eco triunfalista por el paro nacional, la CGT dejará expuestas hoy sus diferencias una vez más con dos reuniones casi paralelas montadas para definir la sucesión del triunvirato de conducción. Una cumbre a media mañana en la Unión Ferroviaria y otra al mediodía, en el gremio del gas, darán una pauta del peso de los espacios más distanciados y más cercanos al Gobierno, respectivamente, con vistas a la renovación en la jefatura de la central pautada para el 22 de agosto. Los encuentros se darán en paralelo con el tibio acercamiento que comenzó el Ejecutivo a dirigentes de peso para reanudar el vínculo tras la huelga.

Los dos cónclaves tienen en común que sus organizadores los presentan como ámbitos de reflexión y planificación estratégica, desprovistos de tironeos por candidaturas y ambiciones de cabotaje. En la intimidad, sin embargo, en uno y otro espacio admiten que las participaciones quedarán contabilizadas en cada caso como propias para los proyectos que sostienen sus promotores.

En el gremio ferroviario se reunirán desde las 11 dirigentes de los principales gremios industriales, con Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), y Ricardo Pignanelli, de los mecánicos del Smata como protagonistas. A ellos se sumarán referentes del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) como Sergio Sasia, anfitrión del encuentro, y Guillermo Moser (Luz y Fuerza), y de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT). A la mayoría de ellos los une que están fuera del Consejo Directivo de la CGT y que se presentan como tercera posición en la permanente pulseada entre los "gordos" de los grandes gremios de servicios y los "independientes" de buen diálogo con el Gobierno, y los aliados de Hugo Moyano, por otro.

Esos dirigentes ya habían tenido una reunión la semana pasada en Smata en la que se comprometieron a organizar una agenda basada en cinco puntos (transporte, energía, producción, educación y salud) de coincidencias básicas para un programa futuro de la CGT. La otra premisa fue, para el encuentro de hoy, que cada uno sumaría a más dirigentes. Así consiguieron un guiño favorable de Gerardo Martínez (albañiles, Uocra, y referente de los "independientes") para contar con su apoyo aunque sin estar confirmada su presencia hoy, y esperaban contar con la participación de dirigentes aliados de Moyano como el canillita Omar Plaíni.

Aunque no se trata de un sector mayoritario en la estructura de la central obrera la participación de Caló y Pignanelli les garantiza un lugar preponderante e insoslayable para el resto de los sectores. En la anterior ocasión también habían participado el piloto aeronáutico Pablo Biró y el gráfico Héctor Amichetti, figuras en ascenso y con ambiciones dentro de los grupos que se autodenominan confrontativos.

Mientras que a las 13 habrá un almuerzo en el gremio del gas, que capitanea Oscar Mangone. Se trata de uno de los sindicalistas favoritos del Gobierno pero que mantiene bajo perfil y prefiere encargarse de la organización de la futura CGT con nexos permanentes con la administración de Mauricio Macri sin reservarse lugares de visibilidad para sí. Mangone es el referente de la confederación de gremios de la energía (Catheda) en la que también militan los petroleros Antonio Cassia y Guillermo Pereyra, y el propio Moser, de Luz y Fuerza, candidato a participar de los dos encuentros.

En este caso los organizadores esperan contar con al menos uno de los triunviros de la CGT: Héctor Daer, de hecho, ya había participado en una cumbre previa organizada en el gremio del petrolero Pereyra. Y si en la Unión Ferroviaria se jactan de la bendición de Gerardo Martínez, en el gas esperan la presencia de José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), otro de los "independientes" de mayor peso.

Hasta anoche el gran ausente de ambas cumbres era el pendular Luis Barrionuevo, jefe de los gastronómicos y que ayer tuvo su propio mitin con aliados (ver aparte) y de quien la mayoría de los sectores desconfía.

Dejá tu comentario