Chacho lanza otro producto al mercado: chachismo federal

Política

Carlos Chacho Alvarez se relanzará formalmente en marzo como líder nacional del Frepaso, con un discurso renovado y más comprometido con las necesidades del interior. Será una instancia superadora, imaginan los chachistas, del discurso anticorrupción ya conocido y que impacta entre los porteños, y de las conferencias de prensa en el bar Varela-Varelita de Palermo.

Un seminario itinerante sobre economías regionales, que está organizando el diputado santacruceño Rafael Flores a pedido de Chacho, será el pretexto ideal para que Alvarez se pruebe definitivamente en las ligas mayores, con los ojos puestos en los comicios presidenciales de 2003, y así abandone la política metropolitana.
Con
Aníbal Ibarra afianzado en el tradicional feudo frepasista, carece de sentido que el ex vicepresidente siga desenvolviéndose como cacique del distrito y no supere los límites del Riachuelo, salvo para incorporar alguna idea a la famosa «carpetita» que le entregó a Fernando de la Rúa, disfrutar de las vacaciones en la Patagonia o contestar -vía Internet-los mails que sirvieron de base al, por ahora, fallido Movimiento de Ciudadanos Independientes.

El factótum del Frente Grande, que integró la fórmula presidencial de la Alianza en el '99 y, 4 años antes, acompañó a José Bordón en una campaña similar por todo el país, continúa identificado como político de la Capital Federal, con un radio de acción que se extiende no más allá del conurbano bonaerense.

Con la premisa de nacionalizar definitivamente el Frepaso y su figura,
Alvarez encabezará una serie de debates sobre economías regionales que están organizando Flores -uno de los fogoneros de esta proyección federalista-y la depurada Fundación Auyero (ver nota aparte). Debajo de esta fachada comenzará la verdadera tarea proselitista de Chacho rumbo a la Casa de Gobierno. El legislador santacruceño quedó a cargo de alistar técnicos y caudillos del interior, luego de la cumbre de la mesa nacional del Frente Grande que se llevó a cabo en el barrio porteño de Belgrano.

Chacho
y Flores terminarán de delinear detalles el próximo lunes, cuando -según los planes de Alvarez-retomen el cuarto intermedio de aquel encuentro de las autoridades frentistas. Mientras tanto, el diputado patagónico piensa que las discusiones sobre economías regionales podrían realizarse por zonas del país, de manera tal de llegar a un acto final que sirva de síntesis y de escenario propicio para que Chacho haga su presentación estelar. También se baraja la posibilidad -como estrategia de marketing-de que el mandamás del Frepaso salga de gira por los distintos foros y tome contacto con su pueblo.Flores y Ricardo Mitre, actual titular de la Fundación Auyero, están pensando en la conveniencia de abrir sucursales de esa organización en algunas provincias, a fin de facilitar los preparativos y convocar a los especialistas locales. Está descontado que las filiales del Frepaso participarán activamente de las deliberaciones y le darán fuerte apoyo a cada desembarco de Alvarez. Si bien el Frente carece de estructura en muchas regiones, se descarta que el tucumano José Vittar, el pampeano Pablo Fernández, el neuquino Oscar Massei, el propio Flores y la mendocina Cristina Zuccardi (pese al distanciamiento entre su esposo, Alberto Flamarique, y Chacho) harán un esfuerzo singular para que los encuentros tengan repercusión provincial.

Dejá tu comentario