Congreso renueva 130 diputados y un tercio del Senado

Política

Todas las provincias elegirán el domingo a sus nuevos representantes en la Cámara de Diputados, donde se renovarán la mitad de las bancas, mientras que ocho votarán también senadores para el recambio de un tercio de la Cámara alta.

La elección de 130 nuevos diputados y 24 senadores nacionales se definirá el domingo, independientemente de que el resultado obligue a ir a una segunda vuelta para la votación del nuevo Presidente.

• El Senado

Las provincias de Catamarca, Córdoba, Corrientes, Chubut, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán renovarán tres senadores nacionales cada una: dos para el partido ganador y uno para el segundo.

El bloque del FpV pone en juego cinco bancas propias y tres de aliados, pero lograría incorporar once senadores y quedar así con 38 propios, que se estirarían a 41 con los aliados, con lo cual quedaría más cerca de llegar a los dos tercios (48).

La UCR pone en juego nueve de sus 13 bancas, pero retendría apenas seis lugares, lo que dejaría al radicalismo con 10 senadores, mientras el PRO, que no arriesga ninguno de sus tres escaños, sumaría uno por Córdoba.

Se da un caso curioso en el macrismo con Carlos Reutemann, el senador peronista que busca su reelección de la mano de Mauricio Macri, pero que nadie sabe si se sumará al bloque del PRO o si se mantendrá en el sector del peronismo díscolo.

El interbloque Peronismo Federal, encabezado por Adolfo Rodríguez Saá, arriesga tres bancas (entre ellas, la de Reutemann) de las ocho que tiene actualmente y lograría sumar una más.

Además, entrarían dos senadores del delasotismo de Córdoba.

• La Cámara de Diputados

Del otro lado del Salón de Pasos Perdidos, el FpV pone en juego 77 escaños de su bloque de 119 y ganaría apenas 58, lo que dejaría a esta bancada en condición de primera minoría, con 100 miembros.

Con los aliados del Frente Cívico por Santiago, que mantendrían sus siete bancas actuales, y del bloque Solidario SI, reducido únicamente a Carlos Heller, el FpV contaría con 108 diputados, muy lejos aún del quórum de 129 al que, incluso hoy, le cuesta llegar.

En ese escenario, la UCR se convertiría en la segunda minoría, dado que pone en juego 13 de sus 36 bancas pero sumaría 18 y, en consecuencia, quedaría con un bloque de 41, más los tres diputados del Frente Cívico y Social Catamarqueño.

Le seguiría el PRO, que se convirtió en el bloque con mayores perspectivas de crecimiento al arriesgar apenas cinco de sus 18 bancas, con chances de sumar 22 y alzarse así con 35 diputados.

El Frente Renovador pone en juego seis escaños de los 17 que tiene y ganaría, si se repiten los resultados de agosto, unas 12 bancas, lo que lo dejaría con 23 diputados.

En tanto, Compromiso Federal (que responde a Rodríguez Saá) quedaría con cuatro integrantes, mientras que Unión por Córdoba ascendería a siete.

La Coalición Cívica-ARI quedará con un bloque de cinco diputados, Suma +, de Martín Lousteau, tendría dos integrantes y el GEN de Margarita Stolbizer sumaría tres integrantes, mientras que el socialismo quedaría con cuatro, al igual el Frente de Izquierda y los Trabajadores.

Dejá tu comentario