Etiquetado frontal: especialistas afirman que se "desaprovechó una gran oportunidad" al no votar la ley

Política

La Fundación Interamericana del Corazón convocó a los funcionarios a "asumir su compromiso y priorizar la protección del derecho a la salud por sobre diferencias políticas". En tanto, Narda Lepes indicó que "importa más el lobby que la salud pública y lo que comen los chicos en los comedores de nuestro país".

La Fundación Interamericana del Corazón (FIC) manifestó este martes que se "desaprovechó una gran oportunidad" para que la Argentina avance en una ley basada "en mejores estándares y en evidencia científica libre de conflicto de interés", luego de que no se lograra el quórum para dar inicio a la sesión en Cámara de Diputados en la que se tendría que haber tratado la Ley de Etiquetado Frontal.

"Es momento de continuar promoviendo que la política sea tratada y aprobada próximamente en el recinto y que no sufra ninguna modificación", aseguró Victoria Tiscornia, nutricionista e investigadora de la FIC.

"Contamos con el compromiso de las y los diputados para aprobar sin cambios esta ley tan importante para la salud pública de nuestro país", expresó Tiscornia y agregó que desde que ingresó al Congreso de la Nación, el proyecto "contó con amplio consenso y apoyo de todos los sectores, y trascendió a los bloques políticos y sus diferencias".

Sin embargo, este martes el bloque opositor de Juntos por el Cambio no dio el quórum necesario, por lo que se debió levantar la sesión.

Al respecto, mediante un comunicado de prensa la fundación convocó a los funcionarios a "asumir su compromiso y priorizar la protección del derecho a la salud por sobre diferencias políticas".

Por último, la FIC instó a tratar este proyecto de ley que supone "una de las intervenciones más efectivas para garantizar el derecho a la alimentación y el derecho de los y las consumidores a estar informados/as" y que representa también una "puerta de entrada para la promoción de otras medidas que buscan generar un entorno más saludable".

etiquetado frontal diputados (1).jpeg

En el mismo sentido, la cocinera Narda Lepes, quien impulsó públicamente la ley de Etiquetado Frontal de alimentos, expresó que si no se aprueba la ley es porque "importa más el lobby que la salud pública y lo que comen los chicos en los comedores de nuestro país".

"Hay que ser muy caradura y tener el corazón muy frío para no ir (a la sesión) o votar en contra de esta ley", enfatizó Lepes en diálogo con Radio Nacional.

"Si no sale es porque les importan más los intereses propios o de algún lobby que la salud pública y lo que comen los niños en los comedores de nuestro país", aseguró la reconocida cocinera y añadió que "no se puede poner en la balanza la nutrición infantil y la salud a futuro de generaciones de niños y del otro lado la producción centralizada de un insumo".

Respecto del proyecto de ley, aseguró que no se trata "sólo de los octágono negros", sino que "hay partes de la ley que hablan de lo que se puede comunicar y lo que no".

Además de las etiquetas en alimentos que contienen altos niveles de grasas, sodio y azúcar, el proyecto presentado prohíbe publicitar o promocionar estos productos a las infancias, al igual que la utilización de personajes famosos para su venta. También la ley establecería que los alimentos que tengan al menos un sello no se puedan vender en las escuelas.

"Todo lo que se va a hacer acá con esta ley ya se hizo, se probó y funcionó en un montón de países", entre los que no sólo se encuentran Inglaterra y Finlandia, "muy diferentes al nuestro", sino también México, que antes de aprobar la ley era "el principal consumidor de gaseosas de la región" y actualmente lo es la Argentina.

Por último, la cocinera manifestó que el actual sistema de alimentación está basado en decisiones "que no se toman acá, sino internacionalmente" y criticó la producción "centralizada" de, por ejemplo, las bebidas azucaradas, "que se hacen en un sólo lugar".

Dejá tu comentario