Larreta ya define reducción de los horarios nocturnos

Política

Aunque no es la idea aplicar medidas restrictivas todavía, tras reunión en la Rosada Gobierno porteño ahora está más permeable a una decisión en ese sentido. La discusión es el horario.

El Gobierno porteño se viene preparando para el pico de la segunda ola. Ya difundió indicaciones para la atención hospitalaria que, ante la baja de contagios que se registró, llevó a que la atención volviera de alguna manera a “la normalidad”. Ahora se trata de intensificar las acciones concentrándose en la atención del covid-19. Por eso se suspenden operaciones programadas, se vuelve a la teleconsulta y se reservan las consultas presenciales para casos de extrema necesidad o que no puedan resolverse en forma virtual.

Como sea, ahora Horacio Rodríguez Larreta define algún tipo de medida que acompañe la necesidad de instalar la gravedad de la segunda ola de contagios que atraviesa el país, con nuevas variantes más contagiosas y graves y a la vez preservar el sistema de salud y evitar su saturación.

Al mismo tiempo, pelea con el Gobierno nacional por recibir más vacunas, en una discusión que no se salda pero como respuesta Nación entregaría dosis al PAMI. La mayor cantidad de población de adultos mayores que registra la Ciudad de Buenos Aires se evidencia cuando hay distritos que ya avanzaron un escalón en la aplicación de las vacunas y convocan a mayores de 60 años, mientras que el distrito porteño aún no terminó las aplicaciones a mayores de 75 años.

Como sea, tras la reunión ayer con el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero, quienes participaron del encuentro por la Ciudad, entre ellos el jefe de Gabinete de Larreta, Felipe Miguel, se cruzaron al palacio de Bolívar 1 para mantener una reunión con el jefe de Gobierno y otros funcionarios, para analizar el debate que se dio en la Rosada.

En principio, la Ciudad de Buenos Aires acepta reducir los horarios de las actividades nocturnas, pero planteó que “restricción total es mucho”, ante la propuesta de una suerte de cierre que oficie de toque de queda sanitario que se imponga desde las 22 a las 6 de la mañana.

“Quedamos en analizar el tema, pero cuidando las fuentes de trabajo de los porteños”, consideraron desde el Gobierno porteño.

La idea que se debatía ayer era en cambio bajar la hora de cierre de los locales nocturnos, restaurantes y bares a la medianoche. Actualmente tienen permitida la apertura hasta las 2 de la mañana y extender el horario de la restricción hasta las 8 de la mañana.

La propuesta, los funcionarios la deben llevar hoy para ponerse de acuerdo tanto con el Gobierno nacional como el de la provincia de Buenos Aires.

La suba de casos que se registró ayer encendió el alerta en la Ciudad de Buenos Aires. Tras dos jornadas de más de 1.900 casos de contagios de coronavirus diarios, ayer se contabilizaron en el distrito 2.428. El epicentro de la pandemia, en la segunda ola, vuelve a instalarse en el Área Metropolitana, geografía que integra la Ciudad junto a distritos bonaerenses del conurbano.

Las cifras alertan porque aún no estarían impactando casos derivados del turismo en Semana Santa y por tratarse del fin de semana.

En el país, se dieron ayer 13.667 nuevos casos y 272 fallecimientos, un número dramático, el mayor de muertes en dos meses cuando, el 5 de febrero pasado, se registraron 285 muertes.

Suman 2.407.159 contagios desde el comienzo de la pandemia en el país. En la provincia de Buenos Aires se reportaron 6.243 contagios, mientras que en el AMBA ya está ocupado 62% de camas de terapia intensiva. En ese sentido, la Ciudad registró el domingo 37,3% de sus plazas de terapia intensiva.

Dejá tu comentario