Larreta presiona más para revertir la quita de coparticipación

Política

El jefe de Gabinete porteño reclamó ante los legisladores por recorte de fondos. Al mismo tiempo, diputados de Juntos por el Cambio presentaron proyecto en Congreso para discutir ley de reparto.

Horacio Rodríguez Larreta sigue a la espera de que la Corte Suprema le haga lugar a su reclamo en contra del recorte de los fondos que recibe por el traspaso de la Policía, mientras despliega una batería de lamentos. El proyecto de Presupuesto 2021 está inserto en esa estrategia al plantear un fuerte ajuste en las cuentas y un nuevo impuesto sobre los consumos con tarjetas de crédito. Hoy habrá otro capítulo de esa puja cuando el ministro de Hacienda, Martín Mura, explique ante la los legisladores porteños de qué se trata esa iniciativa.

Ayer, el reclamo estuvo a cargo del jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, quien así, tal como anticipó este diario, dio comienzo al debate sobre el Presupuesto, al dar su informe en la Legislatura.

A la par, los diputados nacionales del PRO, Pablo Tonelli y Álvaro González, ingresaron un proyecto de ley que propone que se discuta y se reformule la ley de coparticipación.

Miguel pidió “anteponer los intereses de la gente por sobre los de la política” y que “los diputados nacionales por la Ciudad deben defender los intereses de los vecinos”.

El funcionario defendió que la ciudad aporta 22% del total de los recursos coparticipables a nivel nacional” y que recibirá sólo 1,40%. Tildó de “inconstitucional” la medida del Gobierno nacional que por decreto le rebajó los fondos y determinó que, cuando el Congreso aprobara el convenio de traspaso de la Policía (una instancia que se incumplió en 2016), la Ciudad recibirá el 1,4% y una suma a resolver cada año por la Seguridad.

“Que no nos dé lo mismo: nuestros jefes son los vecinos de la Ciudad y nadie más. Estamos acá por ellos y para ellos. No lo olvidemos nunca. Defender la coparticipación es defender el esfuerzo y el trabajo de la gente”, enfatizó el jefe de Gabinete de Larreta.“Casi uno de cada cuatro pesos coparticipables que recibe el Gobierno nacional los aporta la Ciudad, y se pretende que reciba menos de una décima parte”, continuó con el reclamo el funcionario.

“En el caso de la Ciudad hay un tercer elemento económico adverso, que es la quita inconstitucional de los fondos de la coparticipación para la seguridad de los 3.000.000 de vecinos que vivimos en Buenos Aires, y de otros 3.500.000 argentinos que vienen diariamente a la Ciudad a trabajar, a estudiar, al médico. Una quita que, además de ser inconstitucional, no respeta ni valora el esfuerzo ni el trabajo de todos los vecinos”, insistió Miguel, quien brindó su informe semestral sobre la gestión.

Desde la oposición, el Frente de Todos pidió al jefe de Gabinete “replantear las prioridades” y rechazó el “ajuste brutal” que representará el nuevo impuesto del Gobierno de la Ciudad, previsto para 2021, para los gastos con tarjeta de crédito.

Según el bloque opositor, “en 50 días hábiles que transcurrieron desde que se comenzó a aplicar el decreto de la quita de coparticipación del Ejecutivo nacional, la Ciudad dejó de recibir $8.786 millones de pesos. Para todo 2020, el recorte del 1,18% va a representar para la Ciudad una pérdida de $13 mil millones de pesos”.

El titular de la bancada, Claudio Ferreño, aclaró que “hablar de la coparticipación ya que es no una coparticipación, sino un acuerdo entre Nación y Ciudad en la transferencia extraordinaria de recursos”, mientras que del mismo bloque, María Rosa Muiños dijo que “esa transferencia extraordinaria de recursos se dio cuando Mauricio Macri era presidente de la Nación y no sólo involucró ese porcentaje que le correspondía y le corresponde a la Nación, sino que eso fue acompañado de un financiamiento enorme de obras y predios”.

Por otra parte, Tonelli y González en los fundamentos del proyecto de ley que busca una nueva norma de reparto de los fondos coparticipables, vuelven sobre la quita a la Ciudad de Buenos Aires. Los diputados sostienen en la iniciativa que, al no actualizar la ley de coparticipación “se producen situaciones arbitrarias como, por ejemplo, el dictado del Decreto 735/2020 mediante el cual el presidente de la Nación, en forma inconsulta y unilateral, decidió quitar a la Ciudad de Buenos Aires más de un punto de la coparticipación que por convenios bilaterales le correspondía”.

Dicen entonces que, “más allá de la inconstitucionalidad del referido decreto y para evitar que ello siga ocurriendo, deviene indispensable adecuar la actual ley de coparticipación federal a la realidad del país y al texto constitucional sancionado en 1994, en el que se ha asignado autonomía a la Ciudad de Buenos Aires”.

Dejá tu comentario