Críticas al gobernador de Corrientes por rifar cajas de comida y frazadas

Política

El mandatario visitó un barrio humilde de la ciudad de Curuzú Cuatiá y sorteó comestibles y mantas. "Una frazada que va a estar ideal para esta noche, que está haciendo un poco de frío", le dijo al ganador.

Dirigentes opositores de Corrientes criticaron duramente al gobernador aliado a Cambiemos, el radical Gustavo Valdés, por organizar “sorteos de la pobreza en barrios humildes de la ciudad de Curuzú Cuatiá, a 300 kilómetros de la capital provincial.

Con la mitad de la población sumergida en la pobreza según los últimos datos oficiales del INDEC, el mandatario correntino protagonizó el fin de semana una rifa de cajas de alimentos y frazadas en un club durante una visita oficial.

El propio Valdés realizó el polémico sorteo y cantó los números ante decenas de personas, que esperan ilusionados el premio mayor. “Canasto de comestible número verde, sacando el número 96”, dijo al micrófono el gobernador Valdés al mejor estilo Riverito. “Fuerte el aplauso”, pidió luego para el ganador de la caja repleta de comestibles. El actual intendente de localidad, José Irigoyen, lo escoltaba.

“Número 183”, cantó poco después, al sortear una manta. “Una frazada que va a estar ideal para esta noche, que está haciendo un poco de frío”, comentó ante la mirada de los derrotados, según reprodujo CorrientesHoy.com.

“Para las que no tengan algo así (tocando un espacio vacío en la cama, simulando un compañero ausente), para que por lo menos tengan algo que ponerse encima”, agregó el mandatario.

Corrientes es la provincia más pobre de la Argentina

Según el INDEC, en el último semestre del 2018 Corrientes pasó a liderar la grilla de los distritos de mayor pobreza en el país. El organismo estadístico reveló un salto del 36,8% en el primer semestre de 2018 al 49,3% seis meses después, unos 12,5 puntos más. Este salto implicó una suba de 404.000 a 544.000 el número de pobres e indigentes, es decir 140.000 personas.

Disgustado con las cifras del INDEC, Valdés ordenó por decreto realizar una encuesta. Destinó más de $2 millones a cargo de la dirección de estadísticas provinciales. Todavía no se conocen los resultados.

En este marco, el ex intendente de Curuzú, Carlos Rubín, lamentó los "sorteos de la pobreza" grabados por los mismos participantes. “Es un barrio de escasos recursos, son todos familias trabajadoras, y verse expuestos a tener que ir a esa situación para recibir un apoyo alimentario es humillante”, afirmó sentenció el dirigente del PJ al Canal 9 local.

“Hay que llamar a toda la dirigencia política y ponerse al frente de solucionar los problemas de fondo y no hacer de este tema, una campaña”, completó.

El dirigente social José María Serbin consideró "inadmisible" que el gobernador Valdés sortée alimentos. "¿Que nos pasa? Valdés y Macri nos están matando de hambre, y el gobernador parece burlarse sorteando alimentos”, expresó el referente local de La Alameda.

Dejá tu comentario