Crisis ya fuerza cambios en Presupuesto de Capital

Política

Los ministros de Mauricio Macri fueron convocados para hoy a una reunión de gabinete que se perfila como clave en la administración porteña. El jefe de Gobierno no sólo quiere escuchar allí un informe de cada área cuando se acerca el primer año de gestión, sino también que se debatan en el gabinete «los últimos acontecimiento nacionales y de la Ciudad».

Ayer, el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, mantenía reuniones con su equipo y el propio Macri para repasar el plan de obras de este año y comenzar a darle un ritmo más lento en función de la economía.

También la necesidad de rever el proyecto de Presupuesto 2009 ya está siendo considerada por Macri, no sólo por la crisis económica, sino porque las últimas medidas de Cristina de Kirchner, como la estatización de las AFJP, complican los recursos del macrismo para el año electoral.

  • Premisa

    El planteo de Macri a sus ministros ya tiene la premisa en ese sentido de que entiendan que «no tendremos financiamiento». El gobierno nacional no firmó el permiso para que la Ciudad coloque u$s 500 millones en bonos que se destinarían a infraestructura, pero de hacerlo tampoco tiene ninguna esperanza ya de colocarlos, cuando el principal compromiso lo mantenían con las administradoras de fondos de pensión y jubilación.

    A eso agrega el jefe de Gobierno las complicaciones domésticas por el conflicto con los docentes, que le hacen temer que surjan como cataratas paros y marchas por reclamos, al-go que ya han expresado públicamente algunos funcionarios de la Ciudad por estos días.

    Además, dentro del proyecto de ley de Presupuesto 2009, si bien el macrismo estimó una pauta de crecimiento más moderada que la de Nación, incluyó la posibilidad de refinanciar deuda y una suba de impuestos a los Ingresos Brutos y Sellos, que le reportaría $ 1.000 millones extra. Sin embargo, esas previsiones podrían reverse ahora y antes de que el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, dé inicio a las rondas de funcionarios que lleva a cabo la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura, que conduce el macrista Alvaro González.

    Esas sesiones comenzarán el próximo 7 de noviembre, pero si Grindetti está pensando en algún cambio en la organización de las partidas y los recursos, deberá trasladar la propuesta a cada uno de los ministerios que considere deben hacer algún ajuste.

  • Replanteos

    Por eso, si tal como está previsto, se realiza la reunión de Macri con los ministros, se comenzará a discutir qué replanteos presupuestarios serían convenientes antes de que la Legislatura comience el debate en las comisiones, donde la oposición ya comenzó a negarle los votos para algunos temas.

    Tanto el kirchnerismo como la Coalición Cívica de Elisa Carrió y el ibarrismo no están dispuestos a sancionar subas de impuestos para el año próximo.

    Pero a Macri el tema que más le preocupa es no contar el año que viene con financiamiento para obras. Ya se resignó a abandonar el proyecto de construir una nueva red de subterráneos, a pesar de contar con una ley especial que lo autoriza a endeudarse para eso. Tampoco cuenta con el fondo para infraestructura que está destinado al arreglo de escuelas y hospitales y que gasta a cuenta, por lo cual no se iniciarán nuevas obras previstas para reemplazar esos fondos, un tema que el Gobierno de la Ciudad estudió durante el fin de semana.
  • Dejá tu comentario