Peluquería y familia, los permitidos de la Ciudad para después del 17

Política

Avanza fin de cuarentena "espejo" entre CABA y Provincia. Anticipan que después del miércoles 17 se intentará flexibilizar el aislamiento.

Sin definir fase, y de mantenerse la nueva meseta en la curva de contagios, el área metropolitana de Buenos Aires iniciará la semana próxima un proceso de apertura de la cuarentena estricta. En esta nueva etapa el objetivo es reabrir las actividades no esenciales que se suspendieron el 1 de julio pasado hasta el miércoles 17 y, además, habilitar algunos rubros postergados desde el inicio del aislamiento social preventivos y obligatorio como las peluquerías. Al menos ese es el plan que diagraman en el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta además del regreso del “running” con nuevos protocolos. También ingresó en análisis comenzar a permitir encuentros familiares reducidos, también protocolizados y con distancia social.

El cierre de las peluquerías lo sufren tanto los profesionales de la tijera que llevan casi 110 días con los locales cerrados como los clientes. La cámara del sector estima que 4 de cada 10 peluquerías ya no volverán a abrir. La crisis del sector, sumado a que se trata de un rubro de actividad que ya cuenta con presentación de protocolos, llevó esta semana por primera vez una luz de esperanza para a reapertura de las peluquerías en la Ciudad de Buenos Aires cuando el miércoles de la semana próxima finalice la actual etapa de cuarentena. En la provincia de Buenos Aires, la flexibilización no llegaría tan lejos. De hecho ayer Axel Kicillof presentó un paquete de auxilio para las actividades que no pudieron funcionar por la pandemia de coronavirus, como las peluquerías y el turismo, con una bonificación del quince por ciento de Ingresos Brutos hasta fin de año.

Ayer, la ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, anticipó que “después de esta fase estricta” de la cuarentena que regirá hasta el 17 de julio se van a ir “aflojando algunas actividades” en la provincia. “Vamos a tener una etapa, como en todos los países, que después de la apertura empiezan a aparecer focos de contagios nuevamente.

Hay que volver a cerrar un poquito para volver a abrir, creo que estamos en esa etapa”, dijo la funcionaria. El ministro de salud porteño, Fernán Quirós explicó que “esperamos llegar al 17 (de julio) con la curva lo más controlada posible, con el R debajo de 1”, lo que le permitiría “ir desandando las medidas” en el contexto de una “ciudadanía que está haciendo un enorme esfuerzo con enormes dificultades” económicas por la cuarentena.

En la última semana, la provincia de Buenos Aires registró casi 50% más de contagios que la Ciudad de Buenos Aires por lo que el desacople de la cuarentena en AMBA a partir del miércoles 17 tampoco sería en espejo. Mientras que en la Capital Federal buscan un nuevo protocolo para volver a habilitar el running y peluquerías, en la Provincia también se permitiría la apertura de comercios no esenciales. En el interior de la provincia de Buenos Aires ya rige una flexibilización. En Mar del Plata abrieron bares, y habilitaron el running y el surf. El cerrojo de circulación se mantendría sin embargo sobre el conurbano.

Además, un total de 69 municipios del interior de la provincia de Buenos Aires está en la fase 5 del aislamiento, con la mayoría de sus actividades habilitadas, mientras que las 35 ciudades que integran el AMBA continúan en la cuarentena estricta, de acuerdo con el protocolo de prevención de la pandemia de coronavirus que el Gobierno bonaerense elabora en forma semanal. Según ese informe, que se publica en el Boletín Oficial, existen además 22 ciudades del interior que están en fase 4 y 9 que se encuentran en fase 3.

Así, esta semana el Poder Ejecutivo bonaerense dispuso la fase 3 para Brandsen, Campana, Cañuelas, Castelli, Dolores, Exaltación de la Cruz, Hipólito Yrigoyen, Suipacha y Zárate.

En fase 4 se encuentran los municipios de Azul, Bahía Blanca, Balcarce, Baradero, Benito Juárez, Capitán Sarmiento, Carmen de Areco, Chascomús, Chivilcoy, General Belgrano, General Pueyrredón, General Villegas, Lobos, Mercedes, Monte, Necochea, Olavarría, Punta Indio, Roque Pérez, Salto, San Antonio de Areco y San Pedro.

De acuerdo con la disposición del Gobierno provincial, los 69 municipios restantes del interior bonaerense se encuentran en fase 5 debido a que no registran casos de coronavirus en los últimos 21 días.

Los distritos del AMBA que siguen en la etapa de estricto aislamiento social hasta el 17 de julio próximo son Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz y La Matanza.

También, los partidos de Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Marcos Paz, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.

La cuarentena en espejo decretada por Alberto Fernández, Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta para la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires se acerca a su fin. El miércoles de la semana próxima, cuando finalice la fase de confinamiento estricto para el área metropolitana de Buenos Aires, se volverían a flexibilizar actividades siempre y cuando se mantenga estable la curva de contagios de coronavirus y el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva que actualmente se ubica en 57,7%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario