Derrumbe: pagarán u$s 1.750 por metro cuadrado a cada propietario

Política

La Legislatura porteña aprobó por unanimidad resarcir a los damnificados por el derrumbe del edificio de la calle Bartolomé Mitre 1232 con un valor de 1.750 dólares por metro cuadrado, más un monto de 50 mil pesos para compensar a todos los habitantes.

Asimismo, tras ser votado el proyecto por los 57 diputados presentes, se estableció que se otorguen 20 mil pesos adicionales a aquellos que hayan perdido todos sus bienes.

El proyecto final acordado fue en general una unificación de los tres que se habían presentado la semana pasada -algunos puntos se quitaron- y contó con la aprobación de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura porteña.

A su vez, se creó un fondo especial de 20.500.000 pesos para resarcir a los damnificados.

En el proyecto se había determinado que para acceder a estos beneficios establecidos, los damnificados "deberán renunciar a toda acción civil que pudieran tener contra la Ciudad de Buenos Aires".

Sin embargo, a pedido del legislador Marcelo Parrilli (Proyecto Sur) se modificó este artículo para permitir que los damnificados puedan iniciar acciones legales contra el gobierno porteño por los "daños morales" causados por el hecho.

Los 50 mil y los 20 mil pesos se les otorgarán a aquellos propietarios que hayan estado ocupando su vivienda al 3 de noviembre.

En el acuerdo se remarcó que "el pago de la suma establecida en dólares será realizado en pesos argentinos, al tipo de cambio vendedor del Banco de la Nación Argentina a la fecha de pago", explicó la legisladora peronista Silvina Pedreira.

Asimismo, se estableció que el pago de la suma se realizará dentro de los próximos 30 días hábiles, al tiempo que "la totalidad de los gastos de las operaciones inmobiliarias y de escrituración que se encuentren a cargo de los beneficiarios de la presente ley estarán a cargo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires".

El fondo especial que se creará para solventar estos gastos será de "20.500.000", mientras que en uno de los últimos artículos de la ley se aclaró que "se deducirá de la indemnización a pagar por la expropiación, el importe de los impuestos, tasas y contribuciones que los propietarios adeudaren a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por todo concepto".

El presidente de la Comisión, Álvaro González, indicó que en un principio tenían "una tasación de entre 1.200 y 1.250 dólares por metro cuadrado hecha por el Banco Ciudad", pero la misma fue aumentada, tras reunirse con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

"Luego de haber hecho un relevamiento, el miércoles me trasladé a la Jefatura de Gobierno y Mauricio Macri me autorizó a que podamos superar un poco la tasación para llevar tranquilidad a la gente", explicó González en declaraciones televisivas.
Pamela Vázquez, una de las damnificadas, exteriorizó su conformidad con esta aprobación, más allá que remarcó que el valor de la propiedad "es mas alto" que lo que se aprobó como cifra.

"El valor del mercado por ahí es más alto, pero igual estamos muy contentos con esta cifra", señaló la mujer en declaraciones formuladas a la prensa.

La Legislatura porteña aprobó el viernes pasado tres despachos que contemplaban la indemnización a los ocupantes del edificio el barrio porteño de Monserrat.

El dictamen más votado fue el de la legisladora Pedreira, que logró 14 firmas, y que consistía en conceder a cada propietario e inquilino del edificio un subsidio por 50.000 pesos para poder afrontar los gastos iniciales que el derrumbe les provocó.

Con 10 firmas apareció la propuesta del oficialismo porteño, que contempla expropiar el edificio desplomado para conceder a los damnificados una suma similar al valor de mercado del departamento que perdieron y también un resarcimiento económico extra.

Y con cuatro votos, se ubicó la propuesta del diputado radical Rubén Campos, que impulsaba la entrega de un subsidio de 50 mil pesos, pago de un inmueble similar a los propietarios y 6 meses de alquiler a los inquilinos.

El 4 de noviembre pasado el edificio de diez pisos, ubicado en la zona céntrica de esta capital, se derrumbó minutos después de ser evacuado por sus ocupantes, luego de que en el terreno lindero se realizaba una excavación para levantar otro inmueble.

Como consecuencia de ese hecho, una persona quedó atrapada dentro, tras la denuncia de su hijo.

En ese sentido, seis días después fue hallado entre los escombros el cuerpo sin vida de Isidoro Madueña, de 74 años, quien era hipoacúsico y al momento del desmoronamiento del edificio quedó atrapado en su departamento al no escuchar las
órdenes de evacuación.

Dejá tu comentario