Desde el PRO confirman que impulsarán plebiscitos para promover proyectos de ley clave

Política

La oposición analiza impulsar consultas populares para promover proyectos de ley que considera clave durante el próximo período legislativo, con el objetivo de que sean aprobados y que el Poder Ejecutivo no los pueda vetar.

Así lo confirmó el jefe de la bancada del PRO, Federico Pinedo, quien precisó que ya avanzó en un diálogo sobre esa idea con sus pares Oscar Aguad (UCR) y Adrián Pérez (Coalición Cívica).

La idea de la oposición es poner en práctica el artículo 40 de la Constitución Nacional, que indica que "el Congreso, a iniciativa de la Cámara de Diputados, podrá someter a consulta popular un proyecto de ley".

De acuerdo con la norma, "la ley de convocatoria" a consulta popular "no podrá ser vetada" y "el voto afirmativo del proyecto por el pueblo de la Nación lo convertirá en ley y su promulgación será automática".

"Vamos a hacer acuerdos en la oposición sobre algunos pocos temas y después de eso vamos a presentar los proyectos en conjunto y vamos a convocar a consulta popular", explicó Pinedo.

El diputado del PRO advirtió que la oposición puede tener a partir del 10 de diciembre "mayoría en las cámaras" pero la presidente Cristina Kirchner podría "vetar lo que resuelva el Congreso".

Advirtió que si se convoca a consulta popular para determinados proyectos, "la Presidente no va a poder vetar y eso queda promulgado".

Según dijo, se evalúa poner a consideración de la ciudadanía los "superpoderes" y "la conformación del Consejo de la Magistratura" y advirtió que la consulta "puede incluir la Ley de Medios o cualquier ley".

"Vamos a acudir al pueblo para evitar que dos o tres se lleven todo puesto", subrayó Pinedo en declaraciones radiales

Por otra parte, el legislador macrista volvió a cuestionar el proyecto de reforma política impulsado por el oficialismo al advertir que el Gobierno busca "cómo hacer para que (Néstor) Kirchner gane una interna del PJ".

Sobre las internas abiertas subrayó que "son importantes siempre y cuando tengamos un sistema que nos garantice que los de River no votan en Boca".

Pinedo advirtió sobre la posibilidad de que "un partido grande, que puede apelar al clientelismo y a una estructura estatal tenga resuelta su interna y mande a sus militantes a votar a la interna del enemigo".

"Hay que tener alguna precaución con estos temas porque son demasiado delicados. No terminemos tirando a la basura nuestra democracia que es una de las pocas cosas que nos quedan", remarcó.

Dejá tu comentario