Diputados sesiona con disputa sobre trabajo virtual y hay dudas en ayudas al turismo

Política

El oficialisno no tenía anoche la decisión política de sancionar beneficios al sector turístico y analizaba cambios.

Bajo un clima de desconfianza entre el oficialismo y la oposición macrista por la modalidad para trabajar de manera virtual, Diputados intentará avanzar con los proyectos para activar un paquete de ayuda al turismo y sobre pesca ilegal.

La disputa entre el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, y los legisladores de Juntos por el Cambio incluyó también la aparición de gremios sindicales relacionados con el Congreso -como por ejemplo, APL- en defensa del kirchnerismo.

Anoche, empleados de Diputados ubicaron computadoras portátiles y micrófonos en palcos del recinto de la Cámara baja para cumplir con el protocolo de distanciamiento social, ante la intención del macrismo de participar de la sesión de manera presencial, tal como se avisó desde el interbloque al conocer la convocatoria al recinto, solicitada por oficialistas y usuales aliados, como la bancada de José Luis Ramón y el espacio que comanda el lavagnismo.

La última oportunidad para encontrar algo de tranquilidad será a las 11, cuando los jefes de bloque se reúnan en Labor Parlamentaria. En caso de no encontrar acuerdo sobre cómo renovar el protocolo -por sesión, por semana o por 30 días-, el macrismo irá al recinto y dejará claro que, al no contar con la validez para trabajar de manera virtual, el encuentro será considerado “ilegal”.

El oficialismo tenía anoche otro problema: no llegaba a un acuerdo dentro de su propio espacio -inconvenientes con el Ejecutivo- en cuanto a sancionar la ayuda al turismo o aplicarle modificaciones.

Ante idas y vueltas en Diputados, el Senado se adelantó y con acuerdo de todos los espacios políticos se votó un demorado paquete de ayuda al sector turístico por 180 días -prorrogable por el mismo plazo-, que entre otras cosas extiende el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, desde el 1 de julio de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020, para las actividades y rubros comprendidos que se encuentren paralizados o tengan una facturación inferior al 30%.

La iniciativa impone beneficios en cuanto a reducción del pago de contribuciones patronales, prórrogas en vencimientos de impuestos sobre Ganancias hasta fin de año, la suspensión de medidas cautelares a requerimiento de AFIP, y líneas de créditos a través del Banco Central. Además, el proyecto crea el Plan de Reactivación del Turismo Interno, con el objeto de sostener y fomentar el empleo y promover la recuperación de la actividad turística mediante el incentivo de la demanda. Para ese fin, se dará luz verde a un bono fiscal vacacional -por única vez- para las familias cuyos ingresos mensuales no superen el equivalente a cuatro salarios mínimo vital y móvil, para el uso dentro del país.

También habrá créditos a favor del 50% del monto de compra de un servicio dentro del país, programas para personas mayores y paquetes estudiantiles, y reprogramaciones por servicios afectados por un plazo 12 meses, así como la entrega de vouchers o el reintegro del monto abonado en cuotas mensuales y consecutivas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario