7 de diciembre 2007 - 00:00

EE.UU. vuelve a entrenar "personal"

George W. Bush
George W. Bush
Hoy finaliza la cuarta edición de un programa de capacitación y adiestramiento de funcionarios del gobierno nacional (agencias de inteligencia y personal de fuerzas de seguridad) auspiciado por los Estados Unidos para detectar materiales peligrosos entre las mercaderías en tránsito. En el orden internacional es un asunto preocupante que adquirió prioridad en la agenda del gobierno de George Bush, luego de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas llevados a cabo el 11 de setiembre de 2001. Por primera vez se invitó a participar a un actor de peso: Sudáfrica, que por su ubicación geográfica representa un punto de control estratégico del tránsito de mercaderías por el Atlántico sur.

Esa zona del Atlántico es ruta habitual de buques con desechos radiactivos que se dirigen a países que los reciclan y siempre está latente el riesgo de atentados o piratería. La Organización Marítima Internacional (OMI) declaró luego del 11-S, su determinación de trabajar, junto a los países interesados, con el propósito de impedir que el transporte marítimo se convierta tanto en blanco como en transporte del terrorismo internacional y de otros actos ilícitos.

  • Apertura

  • El embajador norteamericano, Earl Wayne, se reunió con el embajador Vicente Espeche Gil, secretario de Política Exterior, Peter Goosen, embajador de Sudáfrica en la Argentina, y Héctor Icazuriaga, secretario de Inteligencia, para la apertura del módulo de capacitación conjunta. Que se sepa, el programa carece de contenidos secretos como para justificar que las clases se dieran en instalaciones que proporcionó el Señor Cinco (Icazuriaga). Claro que siempre interesa a los archivistas del edificio de la Avenida 25 de Mayo: la fisonomía y el currículum de los alumnos que adquieren determinadas especialidades.

    ¿O el inconcluso affaire del valijero venezolano Guido Antonini Wilson no encendió luces de alarma en la primera línea de agentes de control aeroportuario?

    Hasta volaron acusaciones cruzadas de deslealtades entre agencias.

  • Capacitación

    Los cursantes son miembros de las fuerzas de seguridad (Gendarmería y Prefectura), de la Aduana, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), agentes de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE) y algún oyente de la AFIP para no malquistarse con Alberto Abad. La capacitación brinda las herramientas necesarias a los funcionarios de los tres países para identificar materiales y equipamiento sensible cuya exportación debería ser controlada según la decisión de la comunidad internacional. La primera etapa del control se hace mediante escáneres -los cursantes practicaron con uno móvil-, este cerco electrónico (16 equipos adquiridos por el director de Aduanas, Ricardo Echegaray) se ubica en los distintos puntos de ingreso al país tanto en las fronteras como en los puertos y aeropuertos, así como también para el riguroso chequeo de personas y de mercancías. Durante 2008, la Aduana cubrirá todas las zonas de tránsito de mercaderías con escáneres fijos y móviles de alta resolución. En el NOA serán destinados a Posadas, Triple Frontera, Santo Tomé y Paso de los Libres (Corrientes), Salta y frontera con Bolivia.

    Esos equipos realizan una revisión no intrusiva de contenedores o de camiones que usan rutas clave desde donde pueden llegar drogas y otros materiales de tráfico peligroso (armamento, desechos nucleares, químicos, insumos de uso en artefactos explosivos y hasta componentes de misiles). La instrucción que proporcionan los norteamericanos junto a los criollos -en este caso-apunta dos amenazas típicas: el terrorismo internacional y el narcotráfico. En menor medida está el mercadeo ilegal de productos, léase contrabando. Con situaciones simuladas se verifican imágenes generadas por escáneres y los instructores enseñan a interpretar de qué se trata. Hay «mapas» de figuras ya clasificadas. Y la experiencia permite concluir si representan materiales vedados bajo legislación de no proliferación como el Régimen de Control de Tecnología Misilística (MTCR) o de armas o sustancias narcóticas. También se transfirió conocimiento acerca de cómo reconocer posibles desechos nucleares destinados a la construcción de «bombas sucias». Los materiales de fisión son una prioridad de la inteligencia norteamericana. La bomba sucia es un artefacto más barato y fácil de adquirir que las ojivas nucleares tácticas. En general provienen de residuos radiactivos de generadores termonucleares.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar