Eligieron rector de la UBA en medio de un escándalo de caos y violencia

Política

El decano de la facultad de Ciencias Veterinarias, Rubén Hallú, fue consagrado hoy como nuevo rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en una tumultosa sesión con incidentes entre estudiantes y asambleístas.

La elección de Hallú, por 170 votos a favor, dos en contra y 15 abstenciones, permitió destrabar la crisis institucional que atravesaba la UBA tras cinco intentos frustados, en los últimos ocho meses, para que sesione la Asamblea.

La reunión se desarrolló en el Salón Azul del Congreso Nacional, donde cerca de las 9 y con dificultades comenzaron a ingresar los delegados, que debieron atravesar los bloqueos armados por estudiantes de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA).

"Voy a luchar por una universidad pública, gratuita y co gobernada", afirmó Hallú, entre lágrimas, al ser nombrado rector.

Minutos después de su consagración, en un salón contiguo se reunió el Consejo Superior que nombró como vicerrector a Jaime Sorín, tras aceptar la renuncia del ex decano de Veterinaria, Aníbal Franco.

El vicepresidente, Daniel Scioli, se acercó a felicitar a las nuevas autoridades de la UBA y aseveró que la votación "representó un gran aporte al país".

La elección estuvo marcada por permanentes incidentes que protagonizaron los estudiantes de la FUBA, quienes desde temprano bloquearon los cinco ingresos habilitados en el Congreso para ingresar a la Asamblea.

Los integrantes del órgano universitario lograron sortear el bloqueo gracias a un operativo montado por el personal de seguridad, que los trasladó en subte hasta el Congreso.

De esta manera, los más de 200 asambleístas fueron llevados en micros hasta la estación Lima de la línea A y desde allí en subte hasta la sede del Parlamento.

Allí los esperaban algunos de los dirigentes estudiantiles y se produjo el primer cruce con forcejeos, golpes e insultos hacia los asambleístas, que culminaron con varios estudiantes, un profesor y un circunstancial transeúnte detenidos.

Similar escena se repitió en la entrada del salón Azul, el lugar asignado para la reunión de la Asamblea, donde nuevamente se registraron incidentes.

Cerca de las 10:30, una hora y media después del horario previsto para el comienzo de la Asamblea, el clima en el salón había alcanzado su pico de mayor tensión: comenzaron a volar sillas y los dirigentes fueron repudiados a los gritos por otros concurrentes.

Fue así como el decano de la facultad de Farmacia, Alberto Boveris, hizo una moción para que Hallú fuera consagrado rector, a lo cual el titular de Ciencias Económicas, Jorge Barbieri, llamó a la votación y al menos 170 personas, de las 190 presentes, votaron afirmativamente, de pie y con su mano levantada.

Aunque algunos de los asambleístas no estaban aún en el salón, la mayoría de los decanos defendió la elección al sostener que, tras la votación, se pidió a los concurrentes que firmaran un acta de la reunión, donde dejaron expreso su sufragio.

Los estudiantes denunciaron que el proceso era "surrealista" y se retiraron del salón con cánticos en rechazo de la elección, que trasladaron a las calles porteñas con una marcha hasta el Rectorado de la UBA, que luego tomaron.

De esta manera, la UBA logró destrabar la crisis institucional que registraba desde abril pasado, cuando se inició el proceso para elegir al nuevo rector que debía reemplazar a Guillermo Jaim Etcheverry, cuyo mandato expiró el 7 de mayo.

Desde entonces, la FUBA impidió las cinco convocatorias a la Asamblea y otras tantas del Consejo Superior ya que se opone a la designación de las autoridades universitarias y exige la reforma de los estatutos.

Uno de los puntos votados hoy por los asambleístas fue, precisamente, el tratamiento de ese tema en febrero, cuando se reúna nuevamente el Consejo Superior tras el receso de verano.

Dejá tu comentario