En su día, Cristina retó a los periodistas

Política

La Presidente Cristina de Kirchner no se olvidó del Día del Periodista, pero fiel a su estilo utilizó el motivo del acto - se anunciaron fondos para un programa de radarización- para sugerir que "debería hacerse un radar que detectara operaciones periodísticas" comentario que provocó las risas de los funcionarios. Rápidamente el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández le dijo a Cristina que ese radar "se recalentaría". La primera mandataria festejó la salida y en diólogo con el el jefe de Gabinete le preguntó "¿se recalienta mucho?, y se contestó: "Si, tendría mucho trabajo, se recalientan".

Cristina cree que el periodismo en su mayoría en vez de informar se dedica a "operar" es decir tergiversar los hechos en función de lo que se quiere demostrar. Para ella, los políticos debe enfrentar esta situación como "un riesgo de la vida, de la política, de la Argentina". Luego se puso seria e intentó dar un saludo formal pero no pudo con su genio y volvió a responder a las críticas periodísticas que a veces reclaman contar con políticos de la talla de Mariano Moreno. Cristina recordó que la Gaceta tuvo como periodistas a Juan José Castelli y Manuel Belgrano, entre otros. "Siempre se andan comparando a los políticos de ahora con los de antes, y yo podría comparar los periodistas de ahora con Mariano Moreno, Belgrano y Castelli". Con la frase "todo cambia" intentó suavizar su crítica al sostener que los políticos y los periodistas de hoy "no somos ni mejores ni peores, somos distintos" y reconoció que al igual que la política el periodismo es una "vocación".

Sin hipocresías la primera mandataria expresó públicamente lo que piensa de la gran mayoría del periodismo. Esto explicaría que, desde su llegada a la Casa Rosada, se ha complicado cada vez más el acceso a los funcionarios a punto tal que desde hace un mes ni siquiera se puede acceder a la agenda oficial salvo un rato antes de efectuarse la actividad. En este sentido, intentan desde la Secretaría de Medios, hoy a cargo de Juan Abal Medina, informar a través del sistema de los medios oficiales. Asimismo, cuando y de acuerdo a instrucciones presidenciales algún ministro o funcionario debe hablar suelen otorgar reportajes a los medios oficiales y oficialistas.

En este contexto, no es de extrañar que, como viene ocurriendo hace varios años, en la Casa Rosada no se efectuara el tradicional Brindis con la prensa. La jefa de Estado luego del acto del plan de radarización recibió en su despacho al cantante cantante Ricky Martin, mientras detrás de las rejas de la Casa Rosada numerosas fans gritaban el nombre del popular artista.

• Tres ministros y un brindis

Como viene ocurriendo hace varios años, la buena convivencia entre los ministros Julio De Vido, Amado Boudou y Debora Giorgi se vio en el cocktail que organizaron esas tres carteras con motivo del Día del Periodista. Distendido y de buen humor, el ministro de Economía reconoció que le gustó hacer campaña política al tiempo que aseveró que esto "no significa que no disfrute la gestión" . Ante las preguntas respecto al tema del Club de París y el futuro candidato a reemplazar a Dominique Strauss Kahan, Boudou evitó dar respuestas concretas. "Continuamos trabajando para lograr un acuerdo con el Club de París" y como siempre evito más preguntas al responder que "cuando haya algo concreto lo informaremos".

Respecto al futuro titular del Fondo Monetario Internacional el tema queda ahora circunscripto a dos candidatos: Agustín Cartens, director del Banco Central Mexicano, de quién se dice a nivel internacional, que a pesar de ser un candidato que quebraría el liderazgo de Europa al frente del Fondo, esto no significa que vaya a intentar avanzar aceleradamente con las reformas en el organismo multilateral. Sostienen quienes lo conocen que Cartens estuvo en el FMI durante los 90 y que su pensamiento no ha variado tanto. En tanto, aparece la ministra de Finanzas, Cristine Lagarde como la "favorita" pues cuenta con el apoyo tanto de los países de la Unión Europea como de Japón. Si bien Estados Unidos aún no ha hecho explicito su elección, allegados a Washington sostiene que es probable que voten a favor de la funcionaria del gobierno de Sarkosy. En tanto, ni China ni Brasil, si bien no definen la votación aún no se han pronunciado a favor de ninguno de los postulantes. El titular del Palacio de Hacienda, dijo que "Argentina hará valer su voto", pero evitó decir cuál es el candidato elegido.

Por su parte, el ministro de Planificación, Julio de Vido, no tuvo inconvenientes en contestar sobre el escándalo de Schoklender "desde el punto de vista contable está todo en orden", aseveró respecto a la responsabilidad del Estado por los fondos públicos entregados a la Fundación de Madres de Plaza de Mayo para la construcción de viviendas. De Vido explicó que "nuestro vínculo es con los municipios, que a su vez contratan a las empresas". Por supuesto, no tuvo problemas en despegar a Hebe de Bonafini al afirmar que si 'ponía las manos en el fuego por las Madres' y por Hebe (de Bonafini), sí. Pero por los demás, no".

En otro lugar del Salón de Cuadros del Ministerio de Economía, la ministria de Industria, Débora Giorgi confirmaba a otro grupo de periodistas que se está trabajando para crear un Banco de Desarrollo con el propósito de fomentar la actividad productiva. De todas maneras, la ministra aclaró que el Estado aplicó medidas que permitieron a la industria de bienes de capital bajar su déficit en 500 millones de dólares entre 2008 y 2010, generar más de 5.000 puestos de trabajo y una inversión a niveles récord de casi el 24 por ciento del PBI. Asimismo, se refirió a las negociaciones con Brasil que "están encaminadas" y explicó que uno de los objetivos de su gestión es que "Argentina logre una producción de insumos difundidos a escala, de calidad y a precios competitivos, no solo con Brasil, sino con el mundo"

Dejá tu comentario