Enviada israelí sin cita aún con la Presidente

Política

«Dos países para dos pueblos: ésa es la solución al conflicto. Israel no puede ni quiere ser una fuerza de ocupación. La decisión de retirarnos de Gaza fue la correcta, pero vamos a seguir defendiendo el derecho de nuestros ciudadanos a vivir en seguridad». La historia de Ruhama Avraham Balila, hoy ministra sin cartera del gabinete israelí, comenzó como secretaria del líder del Likud, Benyamin Netanyahu; sin embargo, no tuvo problemas en abandonar a su jefe y migrar al partido Kadima (Adelante), que fundaron el actual premier Ehud Olmert y el presidente Shimon Peres. Hoy Avraham Balila es a la vez el nexo entre la Knesset (Parlamento) y el Ejecutivo, y organizadora de los festejos por el 60º Aniversario de la creación del Estado judío. «Vender» esa fiesta que arranca el 6 de mayo próximo era el propósito inicial de su viaje a Buenos Aires, pero los sucesos en Gaza de los últimos días hicieron virar el eje de la charla con esta funcionaria:

Periodista: Lo que está pasando en Gaza estos días no parece crear el mejor clima para la fiesta del 60º Aniversario de Israel... ¿Con qué ánimo encarará el pueblo israelí el festejo?

Ruhama Avraham Balila: Estamos sufriendo día a día el lanzamiento de misiles contra nuestra población, con la meta de asesinar civiles indefensos. Israel debe defender a sus ciudadanos como haría cualquier país del mundo. Nuestra existencia nunca fue sencilla; la situación es difícil, es verdad, pero tenemos que festejar igual, y el programa avanza como estaba programado. De hecho, agregaremos festejos en Sderot, la ciudad más afectada por los misiles de Hamas. Vamos a demostrarles que no les tememos, que somos un pueblo fuerte, que no abandonamos la esperanza de tener paz algún día.

P.: Se esperaba recibir cientos de miles de turistas de todo el mundo para los festejos. ¿Cree que este número se verá afectado por el conflicto en Gaza?

R.A.B.: Sabemos que hay muchísima gente que quiere venir, sobre todo de las comunidades judías en la diáspora que quieren apoyar a Israel. Durante este año esperamos también la visita de muchos dirigentes políticos de todo el mundo.

P.: Lo que pasó en Gaza hizo que Abu Mazen, líder de la autonomía palestina, haya suspendido las conversaciones de paz. ¿Es una victoria para Hamas?

R.A.B.: Nosotros seguiremos con el proceso de paz, pase lo que pase. Esa es la ideología del gobierno que encabeza Ehud Olmert, pero entendemos que hacen falta dos para bailar el tango. A lo largo de estos 60 años tuvimos momentos mejores y peores, y es obvio que ahora empeoró porque Hamas no quiere negociar y se dedica a sembrar terror entre la población civil.

P.: ... Pero la condena de la comunidad internacional pareceapuntar sólo a Israel...

R.A.B.:
¡Es asombroso! Nos acusan de cortar la luz y el agua a Gaza, pero nadie dice que muchos de los cohetes Kazam lanzados por Hamas apuntan a las usinas y a las plantas potabilizadoras desde donde Israel brinda esos servicios a Gaza. Nosotros desocupamos la Franja expulsando a los pobladores judíos de sus casas (somos el único país en hacer algo similar) porque no queremos ser una fuerza de ocupación, para que los palestinos sean dueños de su propio destino, que manejen su economía, sus fuerzas de seguridad, sus vidas... Pero Hamas no está dispuesto a aceptarlo.

P.: Queda, entonces, sólo Abu Mazen, quien acaba de suspender las negociaciones...

R.A.B.:
Mazen reconoce a Israel, y seguiremos hablando con cualquiera que admita nuestro derecho a existir. Es entendible que en un momento tan difícil tome una decisión como ésa, pero sé que en el futuro seguiremos negociando.

P.: ¿Se va a encontrar con Cristina de Kirchner?

R.A.B.: No está previsto, pero le traigo una invitación especial para que nos acompañe en la fiesta por los 60 años en Jerusalén. Sé que es una buena amiga de Israel.

P.: Sin embargo, acaba de anunciar que la Argentina abrirá una oficina consular en Ramallah, y también recibió a los cancilleres de la Liga Arabe, que se pronunciaron muy duramente contra Israel... Y está el tema de Chávez...

R.A.B.: No vemos ningún problema que tenga relaciones con la autonomía palestina de Abu Mazen. Espero que cuando viaje a Medio Oriente visite Sderot, para que vea lo que tiene que pasar esa gente. Sé que tiene dos hijos, como yo, y le diría de madre a madre, cómo viviría ella sabiendo que cada noche sus chicos se van a dormir sin saber si serán víctimas de un misil.

P.: ¿Tuvo contactos con la comunidad judía local?

R.A.B.: Por supuesto; hoy (por ayer) fui al colegio Sholem Aleijem a la apertura de las clases, y fue muy emocionante. También estuve con la dirigencia de AMIA y DAIA, con otros dirigentes... Encontré una comunidad muy comprometida con su judaísmo y, sobre todo, con mucho amor por Israel. Y eso, en estas circunstancias, es maravilloso.

Entrevista de Sergio Dattilo

Dejá tu comentario