Falta de mérito para Sobrero en la causa por la quema de vagones

Política

El juez federal de San Martín Juan Manuel Yalj dictó la falta de mérito para el dirigente ferroviario Rubén "Pollo" Sobrero, en la causa en la cual se lo acusaba de instigar la quema de trenes de la firma Trenes de Buenos Aires (TBA) el 2 de mayo pasado.

En el apartado VI de la resolución a la que tuvo acceso ámbito.com, Yalj ordenó "dictar la falta de merito, para procesar o para sobreseer a Rubén Darío Sobrero, de sus demás circunstancias personales obrantes en autos, en orden a los delitos por los cuales fuera indagado, sin perjuicio de proseguir con la presente investigación". En ese mismo punto citó los artículos 306 y 309 del Código Procesal Penal de la Nación.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado también dictó la falta de mérito para los imputados Rodrigo Peláez, Hernán Axson y para los hermanos Fernando y Guillermo Díaz, en tanto que fue sobreseído Leonardo Portorreal, exvocero de Sobrero.

Por esta causa Sobrero estuvo detenido cuatro días hasta que el propio juez reconociera errores en la investigación, los cuales reflejó ahora en la resolución de 130 carillas.

Habló de "ineficiente actuación del personal policial" y pidió que la propia fuerza la "que determine la causa de las falencias apuntadas y adopte las medidas necesarias para que en investigaciones posteriores no se cometan este tipo de errores que perjudican a la administración de Justicia y a la Institución policial".

Al evaluar las sospechas y pruebas contra Sobrero, el juez tuvo en cuenta básicamente las declaraciones aportadas por personal de Trenes de Buenos Aires (TBA) y por policías de la línea Sarmiento, pero dijo que no son suficientes.

En ese sentido, citó los dichos del abogado del Departamento de Siniestros de TBA quien hizo referencias a presiones de Sobrero para hacer ingresar más tercerizados al personal de Planta permanente de la empresa.

Agregó que el dirigente ferroviario, en procura de ello, "comenzó a realizar diferentes medidas de acción directas que afectaban tanto al material rodante como a las vías, buscando la afección de los mismos".

"Hizo saber que el sindicato se vio beneficiado con el ingreso de los tercerizados, y aparte saben que generando interrupciones en cortos lapsos de tiempo, pueden llegar a provocar hechos de similares características al del pasado 2 de mayo y utilizan ese temor para conseguir sus objetivos sindicales", expresa el fallo.

También tuvo en cuenta lo declarado por otro empleado de TBA, Ernesto Ianni, quien expresó que "la empresa está permanentemente bajo presión de Rubén Sobrero quien resulta ser directivo de la lista bordó".

"Resulta llamativo lo narrado por personas que ocupan diferentes cargos en la empresa consignataria; véase que todos ellos en mayor o menor medida refirieron sufrir las presiones de Sobrero, quien de manera encubierta entorpece el normal funcionamiento de los trenes", concluyó Yalj.

Para el juez, Sobrero "ostenta el poder de decisión suficiente como para impedir la realización de trabajos necesarios, demorar la salida de formaciones, lo que genera un retraso en los servicios programados".

También remarcó que de las declaraciones de los empleados de TBA "fueron contestes asimismo al afirmar que luego de los hechos investigados se dio un "terreno fértil" para el ingreso de los tercerizados, lo que oportunamente se había visto truncado por las incorporaciones de personas que nada tenían que ver con estos trabajadores".

Otros de los testimonios que tuvo en cuenta el juez en su investigación fue el de la Policía Federal, entre ellos del Cabo Adrián Hugo Gómez (de la División Sarmiento), quien dijo llamarle la atención que "dos semanas antes de que se produjera la quema de los trenes, hubo una especie de escalada en las medidas de fuerza adoptadas por los gremios ferroviarios, entre ellos la lista bordó de la Unión Ferroviaria".

En su fallo habló de una "incertidumbre procesal" ante lo cual dispuso falta de mérito para Sobrero; aunque sí optó por sobreseer al imputado Portorreal.

Respecto a Portorreal, exvocero de Sobrero, el juez recordó que la principal prueba en su contra eran los dichos de Alan Skrobacki, uno de los que sigue detenido por los hechos, y quien confesó que un tal "Leo" le ofreció quemar los vagones de TBA.

Sobrero y demás imputados fueron detenidos y liberados a los cuatro días, mientras que los hermanos Díaz fueron beneficiados algunas jornadas después, luego de que Yalj reconociera errores en la investigación por parte de la policía. Mientras continúan detenidos Alan Skrobacki y Víctor Martínez, por su presunta participación en los incidentes.

Dejá tu comentario