FAU promete más presión para bloquear actividad en el Senado

Política

El Frente Amplio UNEN (FAU), que aglutina a radicales, socialistas, juecistas y carrioistas, anunció que redoblará los esfuerzos para evitar que Amado Boudou vuelva a presidir una sesión en el Senado y prometió continuar con las trabas al funcionamiento legislativo del Congreso. 

Horas después que el radical K Gerardo Zamora encabezó la sesión por el blindaje de las reservas del Banco Central, el senador del Partido Socialista, Rubén Giustiniani, insistió en la necesidad de que el Vicepresidente se tome licencia hasta tanto no se resuelva su situación judicial en el caso Ciccone. "No debería volver a presidir una sesión", dijo el legislador del FAU, en línea con la estrategia planteada por la UCR esta semana.

"Si Boudou presidía la sesión, la oposición iba a reclamar el pedido de licencia para que no obstruya el normal funcionamiento del Senado y de la Justicia", justificó el santafesino. Sin embargo, horas antes de iniciar el debate en el recinto la presión para que el Senado funcione la ejerció la oposición y la fuerza que cedió fue el oficialismo.

En declaraciones a radio El Mundo, Giustiniani aseguró que el costo político que el Gobierno tendrá que pagar por "sostener" a Boudou procesado "se incrementará con el paso del tiempo" y advirtió a la presidente Cristina de Kirchner por la situación. "Ella fue quien lo eligió", disparó el socialista.

Dejá tu comentario