Para la Cámara de Comercio, el proyecto para subir Ganancias a empresas "desalentará la inversión"

Política

"Casi la totalidad del sector empresario (en la medida que logre obtener ganancias) se verá alcanzado por alícuotas cercanas al 35% más la retención del 7% en el caso de distribuir utilidades a sus accionistas o socios", advirtió la CAC.

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) criticó este martes el proyecto del Gobierno para elevar la alícuota de Ganancias para empresas al afirmar que el mismo generará "presión impositiva" y "desalentará la inversión". Además, reclamaron hacer más eficiente el "gasto público" en los tres niveles del Estado.

"Casi la totalidad del sector empresario (en la medida que logre obtener ganancias) se verá alcanzado por alícuotas cercanas al 35% más la retención del 7% en el caso de distribuir utilidades a sus accionistas o socios", advirtió la CAC.

Así lo hizo en una carta enviada al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y al ministro de Economía, Martín Guzmán, entre otras autoridades del Gobierno nacional.

Asimismo, dijo que con esta iniciativa "se desalentará la inversión ya que la utilidad neta que pueda arrojar un proyecto se verá reducida por el incremento del impuesto".

"Esta situación combinada con el alto costo de capital vigente para la Argentina determinará que muy pocos proyectos generarán un grado de rentabilidad tal que favorezca su concreción en ausencia de subsidios o beneficios fiscales", remarcó la entidad.

Explicó también que "Argentina estará en una posición desfavorable respecto de otras economías potencialmente receptoras de inversiones (por ejemplo, los restantes integrantes del Mercosur), dado que la alícuota elegida supera a la vigente en la mayor parte de los países exportadores de capital".

"Se incrementará la enorme informalidad de las actividades económicas y del empleo, profundizando la situación actual de 40% de informalidad. Se agravará una situación delicada por el reciente incremento de la tributación en las jurisdicciones provinciales y municipales, como consecuencia de la medida adoptada respecto al consenso fiscal", señaló la entidad.

Además, puntualizó que "la escala que se propone es tal que implica que sobre el excedente de ganancia neta imponible por encima de los $2.600.000 ya se aplique la alícuota máxima, de 35%".

"Como resultado, la alícuota efectiva será plana hasta una suma de ganancia neta sujeta a impuesto de $ 1.300.000 y a partir de esa suma creciente acercándose al 30% hasta el límite de $ 2.600.000 y en adelante a mayor ganancia sujeta a impuesto la alícuota efectiva se acercará progresivamente al 35%", subrayó.

Según el Gobierno, este esquema permitirá reducir el impuesto que pagarán las pequeñas empresas y mantenerlo para las medianas (segundo tramo, que quedan en 30%), y sólo se aumenta para para las empresas con ganancias anuales mayores.

En este sentido, la CAC sostuvo que la estructura de alícuotas propuesta no mejorará la situación de las pymes, ya que la reducción no es para estas empresas, "sino por el monto de utilidades determinadas, las que hasta cierto punto no son directamente proporcionales al tamaño de la empresa".

Sería más efectivo -según la CAC- que las alícuotas reducidas fueran para todas las Mipymes declaradas en el registro del Ministerio de Desarrollo Productivo ya que, así, las alícuotas "estarían directamente relacionadas con el tamaño de las firmas y no con el aleatorio resultado de un ejercicio comercial".

Dejá tu comentario