Gobierno reveló vínculos entre el atentado a Bonadio, un grupo anarquista y la bomba en el Cementerio de la Recoleta

Política

El Gobierno nacional confirmó la existencia de "vínculos" entre los intentos de atentados a la casa del juez federal Claudio Bonadio y la explosión en la tumba de Ramón Falcón en el Cementerio de la Recoleta.

"El caso de la Recoleta y el juez Bonadio son dos atentados que tienen absoluta conexidad", aseveró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich a Radio Mitre.

Según dijo la funcionaria, los autores de los dos ataques pertenecen a la misma agrupación y compartían una vivienda. "Son personas del mismo tipo de orientación anarquista" y "todos vivían en el mismo aguantadero", enfatizó Bullrich. La ministra agregó que "es un grupo realmente involucrado en estas acciones de violencia extrema".

Carlos Stornelli
, fiscal de la causa por los cuardernos de Oscar Centeno que impulsa Bonadio, aseguró que el atentado contra el magistrado "fue por su trabajo" y lo calificó de "muy grave". "El objetivo era matarlo", sostuvo Stornelli en diálogo con radio Cntinental. "Estoy un poco conmocionado por lo que está pasando. Era una bomba de un poder importante, no creo que se termine en este acto terrorista, hay mucho por investigar", manifestó Stornelli.

Hasta el momento suman 12 los detenidos "anarquistas". El miércoles fueron detenidos Anahí Esperanza Salcedo, de 33 años, y Hugo Alberto Rodríguez, de 38, en el cementerio, donde falló el artefacto explosivo que iban a colocar en la tumba del exjefe de la policía, acusado de perseguir, torturar y combatir ferozmente a los movimientos obreros e inmigrantes a principios del 1900.

Falcón, el primero de los egresados del Colegio MIlitar instaurado por Sarmiento, fue nombrado en 1906 jefe de la Policía Federal. Luego de tres años en el cargo y con varias represiones a manifestantes a cuestas, fue asesinado en un ataque perpetrado pro el anarquista Simón Radowitzky, quien arrojó un bomba casera al vehcíulo que lo trasladaba, provocando además la muerte de su secretario y el chofer. Ese día, Falcón había ido al Cementerio de Recoleta a despedir los restos de Antonio Ballvé, ex jefe del sistema penitenciario de ese entonces.

Con la pareja detenida, se produjeron nuevas detenciones en una vivienda tomada por los militantes anarquistas, ubicada en Pavón al 2300, del barrio de San Cristóbal. En el procedimiento, que fue encabezado por el jefe de la Policía Federal, el comisario Néstor Roncaglia, se secuestraron "caños, amoladoras y pólvoras", mientras que el lugar estaba plagado de ilustraciones sobre agitación callejera y leyendas contra la Policía.

El secretario de Seguridad porteño, Marcelo D´Alessandro, opinó que el atentado en Recoleta tendría que ver con el 109° aniversario de la muerte del coronel Falcón. "Con respecto a lo de Recoleta, está más ligado al aniversario de la muerte de Ramón Falcón. Los detenidos forman parte del grupo anarquista que llevaba el nombre del anarquista que atentara contra la vida de Ramón Falcón. Tenía que ver más con eso que con la situación del G-20", sostuvo el funcionario en declaraciones a Radio La Red.

D´Alessandro definió al grupo acusado como "muy peligrosos, aunque con una precariedad en la conformación y en la confección de los artefactos explosivos". Además, el secretario de Seguridad admitió que la Policía de la Ciudad ya había arrestado a personas vinculadas con grupos anarquistas en otras manifestaciones.

Bullrich dijo que además estos casos tienen "conexidad también con el atentado" cometido "cerca del Departamento de Policía, hace un año". "Es un grupo que está involucrado en estas acciones de violencia extrema y varios de ellos fueron apresados. Ahora veremos cómo sigue la redada contra aquellos que son parte de esta misma lógica y se les encuentra este tipo de material", apuntó la titular de Seguridad.

Por su parte, la Asociación de Jueces y Juezas Federales de la República Argentina (AJUFE) afirmó que se ve en la" obligación de repudiar enérgicamente el atentado perpetrado en el día de ayer contra el señor juez federal Dr. Claudio Bonadio".

"Instamos a las autoridades pertinentes a adoptar las medidas necesarias para que hechos como ese no se repitan. A la vez, se solidariza con el señor magistrado y su familia en este difícil momento", concluye el escrito.

En tanto, en la casa de Bonadio fue detenido Marco Nicolás Viola, de 26 años, quien no contaba con antecedentes policiales. El agresor fue detenido por efectivos de la Policía de la Ciudad dedicados a la custodia de la vivienda del magistrado en la calle Rómulo Naon.

El atacante, que también pertenecería al grupo anarquista "Simón Radowitzky", arrojó un paquete a través de la reja de la vivienda al patio delantero, el cual quedó ubicado muy cerca del auto del juez que se encontraba estacionado. Se trató de una bolsa plástica que contenía tubos y cables similares a un artefacto explosivo.

Inmediatamente, el hombre intentó huir por la calle Mendoza, pero finalmente fue detenido por los custodios del magistrado. Luego intervino personal de una brigada de explosivos, que hizo detonar el paquete sospechoso, mientras que los vecinos indicaron que se escucharon tres explosiones.

Dejá tu comentario