Jueces irregulares del macrismo reaccionan ante la decisión del Consejo de la Magistratura

Política

El único juez legal Mariano Llorens pidió pericia contable ante prueba insuficientes, pero los camaristas Pablo Bertuzzi, y Leopoldo Bruglia aplicaron mayoría automática macrista para perseguir a los accionistas del Grupo Indalo. Son 2 de los 10 magistrados trasladados de forma ilegal por Mauricio Macri y que el Consejo de la Magistratura ordenó que sus designaciones sean revisadas.

Tras más de un año de tener el expediente en sus manos, la Cámara Federal porteña, con los votos de jueces Pablo Bertuzzi, y Leopoldo Bruglia, ambos trasladados a la Sala I del tribunal de alzada de forma irregular durante el macrismo sin el aval del Senado, confirmó el procesamiento de los accionistas del Grupo Indalo, Cristóbal López, y Fabián De Sousa, y del empresario Osvaldo Sanfelice.

Los procesamientos ratificados hoy por la Cámara fueron dictados por el juez Julián Ercolini el 5 de junio de 2019, en una causa que investiga supuestas maniobras delictivas efectuadas a través de la empresa Agosto SA y compañías del Grupo Indalo. Llamativamente (o no tanto), la decisión de los camaristas llega luego de que el Consejo de la Magistratura aprobara la revisión del traslado de diez jueces realizados durante el gobierno de Mauricio Macri, entre quienes están Bertuzzi y Bruglia.

Justamente, Bertuzzi y Bruglia fueron trasladados a la Cámara Federal porteña por el macrismo con el objetivo de perseguir a los accionistas del Grupo Indalo. Durante más de ocho años ese tribunal tuvo la misma integración con los jueces Eduardo Freiler, Jorge Ballestero y Eduardo Farah. Sin embargo, en 2016 el macrismo comenzó el operativo de desgaste para desembrar el cuerpo colegiado.

El primero en salir fue Farah, quien renunció a la suplencia que ocupó durante más de nueve años y quedó únicamente con su cargo en la Sala II. Ya a fines de 2017, Freiler fue destituido por el Consejo de Magistratura. Finalmente, Ballestero renunció en mayo de 2018 en medio de críticas en su contra por el fallo que liberó a Cristóbal López.

El otro integrante de la Cámara, Mariano Llorens votó en disidencia y consideró “estrictamente necesaria la realización de un peritaje contable" porque precisamente la prueba recolectada es insuficiente para avanzar en la realización de un juicio oral.

Como para dejar más en claro el operativo “venganza” contra la decisión del Consejo de la Magistratura, Bertuzzi y Bruglia presentaron el miércoles pasado una acción de amparo ante la Justicia para evitar ser removidos de esos cargos, pese a que con la venía del macrismo fueron trasladados a ese tribunal sin pasar por el Senado.

Los miembros de la Sala I de la Cámara Federal intentan resistir la decisión que tomó días atrás el Consejo de revisar sus traslados a esos cargos, por lo que podrían volver a sus lugares originales, algo que terminarán de definir el Poder Ejecutivo y el Senado.

Bertuzzi y Bruglia presentaron un amparo en conjunto ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal para solicitar una medida cautelar que anule esa decisión del Consejo y así poder continuar en sus cargos.

En la presentación, los dos magistrados marcaron que sus traslados -ocurridos en 2018- desde el Tribunal Oral Federal 4 a la Cámara Federal están "firmes y consentidos", por lo que son derechos adquiridos y que no pueden ser revisados por el Consejo, ya que no cuenta con la facultad de hacerlo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario