Hijos de Noble: el Gobierno quiere extracción compulsiva

Política

El ministro de Justicia, Julio Alak, no descartó que se avance en la posible "extracción de sangre" para obtener muestras de ADN en el marco de la causa que se sigue por la identidad de Marcela y Felipe Noble Herrera, los hijos de la directora del diario Clarín.

"Con un pinchazo en un dedo para obtener una gota de sangre o un hisopado bucal, esto se resuelve inmediatamente, y los familiares de los desaparecidos tendrán la certeza de la identidad", subrayó Alak. El funcionario se pronunció así luego de volver a acusar a "los abogados" de la familia de obstruir "la búsqueda de la verdad".

Esta semana se conoció que la jueza Arroyo Salgado, a cargo de la investigación, recibió un informe de los peritos del Banco Genético de Datos donde explican que las ropas íntimas secuestras en el allanamiento del 28 de mayo no sirven para realizar el perfil genético de los hermanos.

"Se ha incurrido en graves dilaciones en un caso que tramita desde hace casi una década, y donde han quedado expuestas graves irregularidades en el procedimiento de adopción, hecho que hoy amerita la necesidad de agotar todas las tramitaciones legales pertinentes, inclusive la extracción de muestras de sangre, como establece la legislación vigente", puntualizó.

"Negarse sistemáticamente a los análisis, impedir la extracción de sangre, entorpecer la causa judicial y finalmente ausentarse del país, demuestran una firme voluntad de negarle a los familiares de los desaparecidos, a las Abuelas (de Plaza de Mayo) y a todo el pueblo argentino, el derecho a la verdad", advirtió.

En declaraciones radiales, el ministro señaló que "haber asistido a una audiencia de prueba con prendas previamente contaminadas y sin ropa interior es un hecho gravísimo, que intenta obstruir la obtención de pruebas de ADN y que en definitiva busca engañar a la Justicia".

Para Aníbal Fernández "esto no se ha visto nunca. Observamos con mucho cuidado y prudencia, pero no se puede creer que se este actuando de semejante manera", dijo el jefe de Gabinete, y agregó: "Estamos en presencia de algo tan simple si uno tiene la frente alta y ninguna vergüenza por cosas que ocultar". 

"Pero todo este andamiaje de cosas dudosas que se generan es porque atrás de esto hay algo turbio. Situaciones permanentes de negocio donde las cosas son turbias, como Papel Prensa y ahora este tipo de cosas. Si no se quieren hacer el análisis de ADN es porque tienen mucho que ocultar", indicó Fernández.

Para Alak, "la preocupación de los familiares de los desaparecidos por arribar a la verdad no es un capricho, ya que no podemos olvidar que se calcula que hubo unos 500 bebés que fueron robados a sus padres durante la última dictadura militar, mientras que 101 han logrado recuperar su identidad gracias a la labor que impulsan las Abuelas de Plaza de Mayo".

Dejá tu comentario