8 de junio 2010 - 23:46

Irónica, Cristina pidió una vacuna contra los que tienen "mala onda"

Cristina de Kirchner.
Irónica, Cristina de Kirchner pidió desarrollar una vacuna para las personas que tienen "mala onda". Durante el acto lanzamiento de los parques industriales del Bicentenario, la Presidente se mostró jocosa con una idea poco sociable. Todo comenzó cuando hizo alusión al patentamiento y fabricación de la vacuna Ultracongelada Monodosis Polivalente contra la tristeza bovina (garrapata). "En un futuro se podría desarrollar una vacuna similar pero para los humanos", dijo la jefa de Estado. "Sería la vacuna BIOJAJA para los que tienen mala onda", completó.

Cristina retomó la idea de vacunar a los empalagosos en otro tramo de su discurso ante gobernadores, funcionarios y empresarios en Casa de Gobierno. "Hay que mantener los niveles de tranquilidad social en un mundo donde no se ve tranquilidad por la crisis financiera, aunque algunos no quieren mostrar que hay tranquilidad adentro", disparó sin dar nombres propios, pero dejando en evidencia hacia donde iría destinado el primer lote de la BIOJAJA. En tono sarcástico, la Presidente dijo que la aplicación de la vacuna sería para que los periodistas y comunicadores "pongan otra cara" cuando informan. "No todos, hay quienes se ríen y son simpáticos", aclaró y siguió hasta arrancar sonrisas de las platea: "Pero hay algunos que cuentan las cosas como si la Argentina estuviese apunto de estallar y desaparecer".

La Presidente anunció que el Gobierno nacional destinará $ 30 millones de pesos no reintegrables para que "todas las regiones del país tengan parques industriales" y $ 22 millones para préstamos a pymes que quieran instalarse en esos parques.

"Apostamos fuertemente a la ciencia y la tecnología. Tenemos recursos humanos altamente calificados en todas las áreas, y estamos dando una batalla muy importante", dijo la mandataria. Y recordó que las cuatro consignas básicas del Bicentenario fueron "que sea popular, federal, latinoamericano y de la ciencia y la tecnología".

En esa línea anticipó que los últimos festejos del Bicentenario van a estar orientados a la ciencia y la tecnología. "No hay que bajar la guardia, mantener las antenas paradas, trabajar fuertemente para apuntalar el sector de exportación y el marcado interno", exhortó.

Sobre el final de la exposición, Cristina reivindicó la alianza entre Estado y empresas que comulga la gestión K. "No recuerdo un grado de diálogo entre el sector empresario y el gubernamental, pero no para ver con qué te quedas, qué te llevas, sino diálogo para ver cómo se genera más trabajo, más crecimiento".

Para el cierre dejó flotante una reflexión referida a la Historia: "No soy la presidente de un partido, soy la presidente de todos los argentinos, de los que me votaron, y de los que no me votaron también. Me gusta esto de Generación del Bicentenario, como fue la Generación del '80, una generación que tuvo una imprenta... que por lo menos se animaron a pensar el país, cuando ahora hay otros que ni se sientan a pensar".

Dejá tu comentario

Te puede interesar