Jair Bolsonaro denuncia la reunión de Macron y Lula como una "provocación"

Política

El presidente de Brasil se refirió al encuentro que ambos referentes de la política tuvieron en el palacio del Elíseo.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó el jueves a su par francés, Emmanuel Macron, por la "provocación" de reunirse con el líder izquierdista brasileño Luiz Inácio Lula da Silva la semana pasada en París.

Macron recibió a Lula da Silva, quien fue presidente de 2003 a 2010, en el palacio del Elíseo en una inusual señal de apoyo al principal rival de Bolsonaro en las elecciones de octubre de 2022.

El expresidente brasileño en tanto lidera las encuestas de opinión por delante de Bolsonaro, aunque ninguno ha declarado oficialmente su candidatura.

El encuentro con Macron y sus consecuencias muestran cómo Lula busca capitalizar el aislamiento diplomático de Bolsonaro, agravado por su relajo en los compromisos ambientales a medida que la deforestación de la Amazonía brasileña se ha disparado a un máximo de 15 años.

"Parece una provocación", dijo Bolsonaro sobre la reunión en una entrevista radial. "(Macron) está más interesado en tener una persona pasiva y corrupta como Lula, un aliado suyo, que alguien como yo (liderando Brasil) en el futuro", agregó.

Lula fue condenado en 2018 por aceptar sobornos de empresas de ingeniería a cambio de contratos públicos y pasó un año y medio tras las rejas antes de que la corte suprema de Brasil anulara sus condenas este año, abriendo la puerta a una carrera presidencial.

La ruptura de Bolsonaro con el presidente francés se remonta a 2019, cuando este denunció los crecientes incendios en el Amazonas y Bolsonaro respondió insultando a la esposa de Macron y acusándolo de faltar al respeto a la soberanía brasileña.

Esas tensiones y las preocupaciones sobre los compromisos ambientales del territorio brasilero han estancado la aprobación final de un acuerdo comercial entre la Unión Europea y el bloque comercial sudamericano del Mercosur, acordado en 2019 después de dos décadas de conversaciones.

Dejá tu comentario