Jueza del Tribunal que debe juzgar la causa del memorando con Irán pidió a la Corte reforzar su equipo de trabajo

Política

La magistrada Gabriela López Iñiguez elevó el pedido al presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, a quien le recordó "la urgencia de conformar un equipo de trabajo exclusivo" para la causa.

La jueza Gabriela López Iñiguez, presidenta del tribunal oral que debe juzgar la causa por el memoráando con Irán, reiteró este miércoles un pedido de recursos a la Corte Suprema de Justicia para poder afrontar uno de los juicios de mayor trascendencia institucional previstos para el corto plazo.

La magistrada elevó el pedido al presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, a quien le recordó “la urgencia de conformar un equipo de trabajo exclusivo” para la causa “cuyo número y jerarquía posibilite encarar en condiciones razonables las exigencias que el caso impone, desde el momento actual y hasta la culminación”.

El pedido es a los fines de reforzar la vocalía 2, que encabeza López Iníguez, del Tribunal Oral Federal (TOF) 8. “La situación actual de la Vocalía nro. 2, de la cual soy titular, es conocida por el Señor Presidente pues ya fue expuesta en mis oficios anteriores, por lo tanto no es necesario remarcar la grave carencia de personal que padezco", planteó.

La jueza reclamó, tal como había hecho sin éxito en febrero y noviembre de 2019, “dos secretarios de cámara; dos secretarios de primera instancia; dos prosecretarios; un oficial relator y un escribiente auxiliar” a lo que agregó “un medio oficial (comúnmente denominado ordenanza) toda vez que el TOF nro. 8 cuenta solamente con un cargo de esta especie”.

"Sí he de remarcar que en la actualidad la vocalía se ve privada incluso de la única Secretaria con la que se contaba pues dicha funcionaria se ha retirado transitoriamente de sus funciones por causa de su reciente maternidad”, completó la jueza y opinó que el poder Judicial "requiere una urgente modernización acorde a los tiempos que corren y a las realidades y necesidades de las mujeres trabajadoras que además hay optado por la maternidad".

López Iñiguez señaló que el refuerzo humano requerido es imprescindible a los fines de “procesar el cúmulo de documentación remitida a juicio, cuya digitalización está pendiente aún de realización; así como de todo lo necesario para poder llevar adelante las audiencias ya fijadas y preparar inmediatamente después la celebración del juicio oral”.

En ese sentido, recordó que el Tribunal ya dispuso la recepción de la declaración testimonial anticipada a Ronald Noble (5 de octubre) y Joel Sollier (19 de octubre), quienes ocuparon importantes cargos en la organización Interpol a la fecha de los hechos, y residen respectivamente en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) y la República de Francia.

Además, ya fue convocada para el 14 de diciembre la audiencia preliminar al debate oral y público, en el que serán juzgados por este caso la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el senador nacional Oscar Parrilli; el procurador del Tesoro Carlos A. Zannini; el secretario de Justicia Juan M. Menna y el ministro bonaerense Andrés Larroque; entre otros.

Lo que se juzgará será el supuesto intento de encubrir a los imputados iraníes acusados por el atentado a la AMIA; hecho que denunció el fallecido fiscal Alberto Nisman.

Como cierre de su presentación, la jueza hizo saber que pondrá a disposición uno de los contratos a efectos de que sea cubierto con “una persona perteneciente al colectivo individualizado en el Decreto PEN nro. 721/2020 (travesti, transexual y transgénero)”, cuyo espíritu comparte.

“Soy de la idea de que resulta importante que también los jueces, en tanto representamos a una parte importante de los operadores del sistema de justicia, apoyemos esta iniciativa que busca propiciar desde el Estado y mediante acciones una transformación del patrón estructural de desigualdad que perpetúa la exclusión de esta población”, remarcó la jueza.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario