La Corte frena la lista de conjueces propuesta por el Gobierno

Política

La Corte Suprema de Justicia declaró nula la lista de conjueces designados por el Poder Ejecutivo para integrar el máximo tribunal, al considerar que no fue aprobada con suficiente consenso en el Senado, tal como establece la Constitución.

Por unanimidad, la Corte anuló el decreto 856 del año pasado porque ese nombramiento no contó con el acuerdo de los dos tercios de los miembros de la Cámara alta, en medio de la discusión para designar nuevos integrantes tras la muerte de los ministros Enrique Petracchi y Carmen Argibay, y la renuncia de Eugenio Zaffaroni.

Ahora, para que tenga validez el listado de los jueces que intervienen en caso de que el máximo tribunal no logre conformar mayoría, debería ser votado nuevamente en el Senado con el acompañamiento de las dos terceras partes del cuerpo.

A diferencia de lo que ocurre con magistrados de otras instancias, los integrantes de la Corte consideraron que tal cual lo exige la Constitución Nacional, en el artículo 99 inciso 4, se requiere para esta instancia la aprobación de los dos tercios de los integrantes del Senado y no por mayoría simple, como sucedió con este pliego.

Por el decreto 856/2014, a mediados del año pasado luego de ser aprobado por la mayoría oficialista en el Senado, la presidente Cristina de Kirchner puso a disponibilidad el listado de conjueces integrados por León Carlos Arslanian, Tomás Hutchinson, Ernesto Alberto Marcer, Héctor María García Cuerva, Arístides Horacio María Corti, Carlos María Carcova, Walter Mario Huggias, Raúl Gustavo Ferreyra, Ricardo Augusto Nissen y José Rolando Chirico.

La decisión del máximo tribunal fue luego de que sus miembros se excusaran en una causa que llegó al Tribunal, donde varios magistrados reclaman una actualización salarial al Estado de acuerdo a los índices de precios al Consumidor publicados por el INDEC.

El listado de jueces sustitutos fue objetado por la actora del planteo de actualización salarial, Ana Beatriz Aparicio, y tras la decisión del Alto Tribunal, ahora ese cuerpo no cuenta con una lista de conjueces.

En su resolución, la Corte recordó que desde 2007 viene reclamando al Ejecutivo la propuesta de un listado de conjueces, y que la misma fue aprobada el año pasado en el Congreso, pero sin los dos tercios del Senado.

Según señalaron los ministros, "la imposibilidad de resolver la integración de un tribunal por la insuficiencia de las normas que prevén el reemplazo de los jueces nacionales alcanzados por causales de excusación, no deben prevalecer sobre la necesidad de superar la situación de privación de justicia".

Los jueces recordaron que el sistema de designación de los magistrados contempla "la participación del Poder Ejecutivo Nacional y del Poder Legislativo" y "encierra la búsqueda de un imprescindible equilibrio político".

"En lo que se refiere a la designación de los magistrados de la Corte, el constituyente entendió que, a los efectos de limitar la referida discrecionalidad, consolidar la independencia del Poder Judicial y reforzar el equilibrio político que debe primar en la integración del cuerpo, resultaba necesario dar aun más vigor al rol del Senado en el procedimiento y, en consecuencia, estableció que el acuerdo que dicho cuerpo confiere al candidato propuesto debe contar con el voto de una mayoría calificada, adoptada en sesión pública convocada al efecto", sostuvo el fallo.

Los jueces de la Corte consideraron que más allá que la situación de los conjueces "resulte excepcional y se circunscriba exclusivamente a la causa que se somete a su consideración", el nombramiento de los mismos no se hizo respetando el procedimiento.

"El Estado está obligado a garantizar un procedimiento adecuado de nombramiento para los jueces provisorios", concluyó la Corte, por lo que ahora el listado de conjueces para el más Alto Tribunal deberá ser sometido a votación nuevamente en el Congreso y deberá contar con los dos tercios para poder entrar en funciones.

La decisión del máximo tribunal se da en el marco de una disputa por la cantidad de miembros que debe tener ese cuerpo, que actualmente deben ser cinco, pero tras la renuncia de Eugenio Zaffaroni quedó integrado por cuatro, y la imposibilidad del oficialismo a avanzar con la designación del abogado penalista Roberto Carlés como su reemplazante.

La oposición anunció que no apoyaría el pliego de Carlés, con lo cual el kirchnerismo veía dificultadas sus posibilidades de alcanzar los dos tercios de los senadores necesarios para avanzar con la designación. Por eso, tras el aval en comisión, el jefe de bloque del FpV, Miguel Pichetto, anunció que el pliego quedaría "en reserva" a la espera de una fecha para ser llevado al recinto.

En medio de esto comenzó a circular una versión sobre la posibilidad, nunca oficializada, de que el Gobierno intentara avanzar ampliación de la cantidad de integrantes de la Corte. Esa eventual reforma fue rechazada por el propio Lorenzetti.

Dejá tu comentario