20 de agosto 2009 - 01:25

La Corte Suprema renovó la presidencia de Ricardo Lorenzetti

Ricardo Lorenzetti.
Ricardo Lorenzetti.
Ricardo Lorenzetti y Elena Highton de Nolasco, fueron reelectos como presidente y vicepresidente, respectivamente, de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para el período 2010-2012.

La decisión fue adoptada mediante una acordada por todos los integrantes del máximo tribunal, y por mayoría ratificaron la titularidad de Lorenzetti, quien en 2006 fue designado como presidente del cuerpo.

Según la acordada, el ministro Juan Carlos Maqueda, Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Eugenio Zaffaroni y Carmen Argibay propusieron que Lorenzetti siga por otro período como presidente de la Corte.

A su vez, el juez Lorenzetti votó a Highton de Nolasco para sucederlo en el cargo hasta el 31 de diciembre de 2012, cuando finalice el período y deberán nombrarse nuevas autoridades. Sin embargo, Lorenzetti también adhirió a que la jueza Highton de Nolasco continúe como vicepresidenta del Tribunal.

Para que Highton de Nolasco siga como vicepresidenta, votaron, además de Lorenzetti, los ministros Fayt, Maqueda, Zaffaroni, y Argibay. Por su parte, la vicepresidenta actual Highton de Nolasco propuso que sea la jueza Argibay quien asuma ese cargo.

En cambio, en la acordada 31/09 el juez Enrique Santiago Petracchi se abstuvo de emitir su voto.

La acordada mediante la cual Lorenzetti y Highton siguen en sus cargos fue dada a conocer mucho tiempo antes de lo habitual, ya que años atrás la elección de autoridades en el Tribunal se realizaba semanas antes de la conclusión de los mandatos.

Tanto Lorenzetti como Highton de Nolasco, fueron los últimos en ingresar a la nueva Corte en 2004, avalados por el kirchnerismo, luego de la destitución de Eduardo Moliné O Connor, y las renuncias de Julio Nazareno, Guillermo López (hoy fallecido) y Adolfo Vázquez.

Luego de la renuncia de Augusto César Belluscio y la destitución de Antonio Boggiano, el Tribunal quedó conformado por siete miembros, y ya que el Poder Ejecutivo se negara a nombrar a los otros dos restantes (para llegar a los nueve con los que actualmente funcionaba) se decidió por ley achicar la integración, y que la mayoría esté dada por el voto de cuatro de sus integrantes.

Ésta nueva integración de la Corte tuvo hechos novedosos, entre ellos, la realización con mucha más frecuencia que las anteriores, de realizar audiencias públicas para tratar problemáticas complejas.

Así fue como en los últimos años, se realizaron audiencias públicas para tratar la problemática de la contaminación de la cuenca Matanza-Riachuelo, la mortandad de los aborígenes en el Chaco, el desmonte de los bosques en Salta, y las atribuciones de la AFIP para ordenar allanamientos sin autorización judicial, entre muchas otras.

Un cambio muy fuerte que se suscitó a partir de esta nueva integración, fue cierto despegue y mayor independencia respecto al Poder Político, y así fue incluso como en los últimos años muchos de sus fallos tuvieron una interpretación desfavorable desde el Gobierno Nacional.

Otro rasgo que caracteriza a ésta Corte es que algunos de sus ministros suelen recibir y atender la problemática de algunos sectores sociales, como lo fueron las reuniones a nivel personal de algún juez con las madres del paco, o bien con algún sector piquetero.

Dejá tu comentario

Te puede interesar