La "Crisfields", una fiesta kirchnerista

Política

Las redes sociales se han vuelto un refugio para grupos a favor o en contra de determinados gobiernos, y así como pululan algunos anti-K también son bastantes los que defienden al Gobierno de la presidente Cristina Kirchner. En esta oportunidad la masividad de la red es usada como una herramienta para convocar a una fiesta nocturna de simpatizantes kirchneristas.

Esta suerte de mitin bailable catalogado en un grupo de Facebook como "Fiesta - Noche loca" se llama "Crisfields, fiesta kirchnerista", en un juego de palabras con la Creamfields, el popular festival de música electrónica, sólo que el punto en común de sus asistentes es su condición de "cristinistas". Los organizadores del evento se autodenominan "Autoconvocados x el Proyecto Nacional" y dan cita para la fiesta el sábado 6 de febrero a las 21.30 en una "coqueta residencia en Flores".

En la web se promete confirmar la dirección exacta por mensaje privado a todos los que asistan debido a las "localidades agotadas" por la exitosa convocatoria: fueron confirmadas 339 personas, otras 403 "quizás asistan" y 1.249 quedaron en lista de espera. Los activistas concurrentes deberán abonar entre $ 15 y $ 20 y llevar una bebida, casi como una tradicional fiesta organizada entre amigos, sólo que con la condición de ser fiel al modelo K.   

Entre los motivos para la creación de la fiesta, sus organizadores se encolumnan del lado del Gobierno frente a los típicos latiguillos de la oposición: "Visto y considerando 'se viene el zurdaje', 'sin el campo el país se muere', 'nos embargan las reservas', 'cuando terminen el mandato van presos', 'no hay libertad de prensa', 'vamos a tener que importar carne', 'el gobierno es trosko-leninista-guevarista' y muchas otras noticias que parecen indicar que en cualquier momento todo se va a la m..acri es que hemos decidido tirar los bombos por la ventana y festejar con música, baile, choris, vino, cerveza y algún que otro corte de carne para la gente 'bián' (sic) ".   

Además, el grupo que llama al evento desde la popular red social promete una "fiesta nacional y popular para todos los kirchneristas incurables de 0 a 99 años. Aunque, por lo pronto, no cuentan con figuras de renombre de la política entre sus futuros asistentes. ¿Irán de incógnitos Máximo y Florencia Kirchner a bailar entre esos fervientes "pingüinos"?   

La convocatoria concluye con una explícita chicana a la oposición: "Los organizadores se reservan el derecho de admisión y permanencia de PRO(cesitas) y lilitos infiltrados que pudiesen sentirse atraídos por la fineza y buen gusto de la invitación". A fin de cuentas, una iniciativa de jóvenes kirchneristas que esconde el peligro de que la concurrencia huya despavorida si los organizadores incluyen en la lista de temas bailables a la Marcha Peronista.

Dejá tu comentario