27 de junio 2013 - 01:05

La estrategia del FpV para vengarse de Giustozzi

Casacallares durante un acto en el comité de La Dos en Almirante Brown.
Casacallares durante un acto en el comité de La Dos en Almirante Brown.
Ni bien Darío Giustozzi decidió saltar del barco, en el kirchnerismo diagramaron la estrategia para pelearle el territorio al intendente de Almirante Brown. El elegido fue Mariano Cascallares, presidente del Instituto de Previsión Social (IPS) de la provincia de Buenos Aires, un sciolista con pasado en la ANSES y estrechos lazos con hombres fuertes del Gobierno nacional.

El viernes pasado, mientras sobre el cierre de listas el gobernador Daniel Scioli mantenía contactos con distintos sectores, Cascallares comenzó a recibir insistentes llamados de la Casa Rosada para que encabece la lista de concejales del Frente para la Victoria en Almirante Brown. Después de una charla que terminó por convencerlo, consultó con el gobernador, su jefe político, y aceptó el convite. El celular del titular del IPS quedó al rojo vivo.

Cascallares vive en Adrogué desde que nació y conoce el partido de Almirante Brown como pocos, aseguran en su entorno. En el kirchnerismo quieren aprovechar que ya desde el año pasado, el titular del IPS viene trabajando el territorio como referente de La DOS, la agrupación de sciolistas puros.

Si bien Scioli no logró inscribir a hombres propios en las listas del FpV para el Congreso, Cascallares, con su candidatura como primer concejal, tendrá como respaldo de kirchneristas y sciolistas.

El gobernador bonaerense ya comenzó a cumplir con su promesa de apoyar a la campaña del oficialismo: el lunes inauguró un centro de salud junto con el primer candidato a diputado nacional por Buenos Aires, Martín Insaurralde.

El propio Cascallares mantiene una estrecha relación con el intendente de Lomas de Zamora, partido limítrofe con Almirante Brown, por lo que la campaña lo encontrará junto a Insaurralde. Tal es así que el próximo sábado el presidente del IPS estará en el acto de lanzamiento de candidatos del FpV, que Cristina de Kirchner encabezará en el estadio de Argentinos Juniors en la Paternal.

Más allá

La tercera sección electoral, la más importante de la provincia es casi propiedad exclusiva del kirchnerismo aunque hay algunos jefes comunales que si bien han mostrado lealtad al "modelo", miran con recelo hacia a la Casa Rosada. La evidencia de esa desconfianza es la decisión de Giustozzi de sumarse al armado massista, lejos de la foto de 2011 en la que consiguió una aplastante triunfo en Almirante Brown, yendo en la boleta con Cristina, con el 71,8% de los votos.

Los hombres cercanos a Cascallares, analizan que tras las elecciones de octubre Giustozzi deberá pedir licencia en la intendencia para asumir su banca en Diputados por el Frente Renovador, tal como tendrá que hacerlo su aliado Sergio Massa.

Es por eso que el titular del IPS apuesta a mellar el caudal de votos del giustozzismo apalancado en el "aparato" kirchnerista para constituirse como una alternativa para 2015. Podría llegar a ser una victoria pírrica para Giustozzi, quien en las legislativas terminará jugando mucho más que un lugar en la Cámara baja.

Dejá tu comentario

Te puede interesar