La FUBA levantó la toma del rectorado

Política

La FUBA levantó la toma del rectorado de la UBA que había iniciado esta tarde tras los incidentes en el Congreso Nacional y mañana irá a los tribunales federales donde serán indagados los siete detenidos por los hechos de violencia ocurridos hoy durante la elección del rector.

Juan Pablo Rodríguez, presidente de la FUBA, dijo que dejaron la sede de Viamonte 444 para apoyar un acto en Plaza de Mayo en reclamo de la aparición de Julio López y que mañana irá a los tribunales federales ubicados en la calle Comodoro Py.

"Allí apoyaremos a nuestros compañeros porque el juez los va a indagar, por el momento no volveremos al rectorado", dijo Rodríguez.

En tanto, Luis Orellana, abogado de la FUBA, destacó que los siete detenidos "continúan incomunicados en la Superintendencia de Investigaciones hasta mañana, cuando serán indagados por el juez federal Guillermo Montenegro".

El letrado dijo que "los detenidos están acusados de saltar las vallas de la policía e ingresar a un edificio público como el Congreso Nacional, por eso la competencia es de un juez federal".

Indicó además que "la policía dice que también tiene en su poder un DVD donde aparecen filmaciones de los detenidos cometiendo otros delitos, pero no podemos comprobar nada ya que esta todo bajo secreto de sumario".

Cinco estudiantes, un profesor de biología y un transeúnte fueron detenidos esta mañana durante los incidentes ocurridos durante la elección del rector en el Congreso Nacional.

La FUBA había decidido ir a la comisaría 16 para exigir la liberación de los detenidos, pero al llegar ya habían sido trasladados a la Superintendencia de Investigaciones, ubicada en avenida General Paz y Madariaga.

Luego, los estudiantes marcharon al rectorado y, tras violentar una de las puertas que da a la calle Reconquista, ingresaron con la intención de ocuparlo hasta que se logren las liberaciones.

Pero luego, al enterarse de que recién mañana serán indagados por el juez, resolvieron concurrir a la sede de los tribunales federales.

  • Seis detenidos y heridos en incidentes

    Los incidentes registrados frente al Congreso, donde se eligió al nuevo rector de la UBA, dejaron hoy como saldo una veintena de heridos, entre manifestantes y policías, al tiempo que seis estudiantes quedaron detenidos.

    Así lo informaron fuentes oficiales, que aseguraron que los heridos fueron atendidos por el SAME y los detenidos alojados primero en la comisaría 16 de Constitución y luego trasladados a una dependencia de Villa Riachuelo, sobre la avenida General Paz.

    Los alrededores del Congreso fueron el escenario de graves enfrentamientos entre la Policia y estudiantes de la FUBA, quienes tras derribar parte de los vallados que custodiaban el Palacio Legislativo buscaron ingresar al edificio para impedir la sesión de la Asamblea Universitaria que debía elegir nuevo rector.

    Efectivos de Infantería intentaron dispersar a los manifestantes, pero los enfrentamientos se agravaron frente a las escalinatas del Congreso que dan sobre la avenida Entre Ríos, hasta que un camión hidrante comenzó a arrojar un líquido azul sobre los manifestantes.

    Ante esta situación, efectivos de la Policía formaron un triple cordón para impedir el avance de los estudiantes, que arrojaban huevos y lajas sobre los efectivos de seguridad.

    Desde el Gobierno nacional, el Ministerio del Interior informó que hubo once policías heridos en los enfrentamientos con los estudiantes de la FUBA, aunque ninguno de ellos revestía gravedad.

    Según las fuentes consultadas por la agencia Noticias Argentinas, tras los incidentes tomó intervención el juez federal Guillermo Montenegro.

    La FUBA, por su parte, denunció que la fuerza policial utilizó "balas de goma y palazos" para disolver la manifestación y dijo que "hay varios compañeros en el hospital", aunque no pudo precisar cuántos ni dónde fueron atendidos.

    "Hay compañeros en el hospital por las balas de goma y los palazos que nos dieron", dijo a la agencia NA el dirigente estudiantil Santiago Gima.

    En la Casa Rosada, en tanto, los incidentes fueron evaluados por el ministro del Interior, Aníbal Fernández, y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, durante un encuentro de media hora en el que -según trascendió- mantuvieron informado de los hechos al presidente Néstor Kirchner.

    El ministro del Interior también estuvo comunicado "en forma permanente" y "a través de un handy" con el jefe de la Policía Federal, Néstor Valleca, quien desde temprano se instaló en el control de operaciones del Departamento Central de la fuerza.

    El nuevo rector de la UBA, Rubén Hallú, lamentó los incidentes con los estudiantes aunque justificó la acción de las fuerzas de seguridad al sostener que "no es lo que queríamos, pero ante la intransigencia de los manifestantes fue imposible hacer otra cosa".

    "El objetivo de la gente de seguridad, que estaba tratando de preservarnos, es justamente la no confrontación. Y si alguno era muy violento, lo único que iban a hacer era trasladarlo a algún lugar hasta que esto terminase y luego se van a ir todos a sus casas. No nos interesa que nadie esté preso", resumió Hallú.

    Tras los incidentes, los estudiantes de la FUBA marcharon hacia la sede del Rectorado, ubicado en Viamonte 444, al cual tomaron pero finalmente desistieron de la medida y se retiraron.
  • Dejá tu comentario