Más presión sobre Cobos para que se corra del acto de asunción

Política

El jefe del bloque de senadores kirchneristas, el rionegrino Miguel Pichetto, aumentó la presión sobre Julio Cobos para que desista de participar del acto previsto para el 10 de diciembre, en el que la presidente Cristina de Kirchner jurará su segundo mandato.

"Asume un nuevo Congreso, los diputados y senadores que concluyen no van a estar en ese acto, entiendo que el vicepresidente está en la misma situación", cargó Pichetto, al tiempo que dijo que a su entender es la flamante presidente provisional del Senado, la tucumana Beatriz Rojkés de Alperovich, quien debe tomar juramento a Cristina.

Luego, el senador agregó: "Yo lo conversé con el vicepresidente, cada uno sabe lo que tiene que hacer". Así, se sumó a otras voces del kirchnerismo que presionan al mendocino para que no pretenda encabezar el acto del 10 de diciembre.

Ayer, el diputado ultra oficialista Carlos Kunkel consideró que Cobos no debe participar de la jura y de esa manera el vicepresidente evitará "el ridículo".También dijo que no quiere "burlarse" de la "desgracia ajena", en referencia a la situación política del vicepresidente.

"Nunca me gustó patear al caído ni burlarme de la desgracia ajena", señaló Kunkel, quien evaluó que "cuando alguien se equivoca mucho" en la política "lo que hay que hacer es no seguir pegándole".

En declaraciones a radio La Red, el diputado remarcó que Cobos "ha resuelto dedicarse nuevamente a la actividad privada", y señaló que "no sería bueno que tuviera un rol protagónico" en las ceremonias en las que Cristina de Kirchner accederá a un nuevo mandato presidencial.

Otro que había hablado al respecto fue el legislador Edgardo Depetri reiteró que Cobos no debería tomarle juramento a Cristina y consideró que "es una posibilidad para reconciliarse con la sociedad y reparar lo que hizo".

De acuerdo con el artículo 93 de la Constitución, Cobos debería tomarles juramento a la Presidenta y a su vice electo, Amado Boudou, en su calidad de presidente del Senado, pero un sector del kirchnerismo apuesta a que el mendocino no asista a la ceremonia.

Dejá tu comentario