"No tengo dudas de que fue un secuestro político"

Política

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, afirmó que no tiene dudas de que el secuestro del albañil Luis Gerez "fue un secuestro político".

"No tengo dudas", contestó Fernández consultado por una emisora radial, y agregó que el presidente Néstor Kirchner "fue muy gráfico cuando planteó que hay dos causas" en su discurso de anoche por cadena nacional de radio y television.

"Una es la causa Patti y otra es la causa Etchecolatz que tiene desprendimientos y que tiene miembros que por instruciones específicas o por ser más 'papistas' que el Papa han llevado adelante algunas acciones como las que estamos presenciando en este momento con el 'caso Gerez' o con el 'caso López'", afirmó.

Fernández se referió así al mensaje que dio anoche a la población Kirchner, en el que dijo claramente que lo de Jorge Julio López, desaparecido desde hace más de tres meses, es un secuestro, y dio a entender lo mismo en el caso de Gerez, de 51 años.

El titular de la cartera política reiteró que a su juicio "lo detonante de la liberación de Gerez fueron las expresiones del presidente".

Fernández puntualizó que Kirchner aseguró en su discurso "el respeto a los derechos humanos, el respeto irrestricto al Estado de derecho y la consigna ineludibe de que no hay pacto de impundidad con nadie" "Estos tres elementos son los que el presidente ratificó en el día de ayer, algo que creyó imperioso", enfatizó Fernández.

Juzgó el ministro del Interior que "esto ha llamado a la reflexión a quienes tenían cautivo a Gerez e hizo que lo liberaran en la forma en que lo liberaron".

En cuanto a los detalles de la liberación del albañil, el ministro dijo que suponen que "no estaba muy lejos de su hogar" y respecto del momento en que fue soltado, expresó que "la hora es comtemporánea a las expresiones del presidente, entre las 9 y las 9.30" de la noche.

Reveló que él había dispuesto "el trasladado de gente de Gendarmería a la zona para hacer un segundo 'peinado' de la zona y los 'Albatros' de Prefectura estaban por concretar allanamientos".

Consultado sobre si podía precisar algo sobre la "mano de obra desocupada" a la que se refirió anoche el presidente, explicó que "los actores no trabajan a cara descubierta y no es tan simple dar con ellos o definirlos como tales".

El ministro aseguró que "algunos pueden tener expresiones públicas de lo cual uno infiere que están trabajando en ese sentido y otros directamente no, y cuál el es grado de operatividad con que cuentan y cuál es el grado de financiamiento con que cuentan".

"No es tan fácil, si no usted se imaginaría que la acción del Estado nacional hubiese sido tan contundente que los tendría detenidos a todos", insistió el ministro, ante la insistencia periodística.

Preguntado también acerca de que algunos sectores de la sociedad estaban indicando que todo es una 'parodia armada', respondió: "El que no supiera que iban a terminar diciendo tal cosa una vez que apareciera es porque no conoce a esos sectores de la sociedad".

Sostuvo que esos sectores "precisamente han vivido toda la vida de denostar, de agredir, de poner 'cliches', de definir estrategias que signifiquen menospreciar el dolor que viven otros tan sólo para justificar su existencia".

"Eso me parece tristísimo, me parece lamentable", consideró.

En cuanto a si hay vínculos entre el secuestro de Gerez y el ex policía Patti, Fernández dijo: "Gerez puntualmente había declarado en la 'causa Goncalvez' respecto de la actuación de Patti y despues declaró en el Congreso de la Nación respecto de la actuación de Patti".

"Va de suyo que uno de los puntos a analizar en cuanto a la investigación es ése, pero no quiero minimizarlo sólo a un punto", manifestó.

Respecto de la tarea que viene con los testigos en juicios por la violación de los derechos humanos durante la última dictadura, sostuvo que "lo dijo el presidente, nosotros tenemos la responsabilidad de trabajar en conjunto el tema de las custodias, de dar protección a testigos".

Aclaró que "para eso necesitamos la colaboración del testigo, para dejarse acompañar o ayudar en este caso, en en esta tarea que no es nada fácil".

Reiteró, en ese sentido, que "el Estado no recula un 'tranco de pollo' en esto, tiene una decision tomada".

Ante la consulta periodística respecto de si los testigos se animarán a declarar en los juicios por casos de derechos
humanos, consideró que "lejos de desmotivar esto motiva mucho más".

"Anoche charlaba con Gerez y le decía que construyamos una Argentina que tenga otro color, otra característica, otra forma de vivir y el esfuerzo hay que hacerlo entre todos", reveló.

Precisó que el albañil "tenía una lastimadura sobre el pecho y algunas acciones psicológicas y físicas" que no quiso "ahondar" debido a que le pareció "un despropósito" hacerlo en ese momento en que el hombre estaba en estado de shock.

"Me dijo: ministro me torturaron el alma. Estaba feliz, ya había perdido ese gesto de abatido", finalizó Fernández.

Dejá tu comentario