Patti espera al ''PP'' y mira a Blumberg

Política

A riesgo de convertirse en un candidato crónico, Luis Patti anunció que competirá en octubre próximo por la gobernación bonaerense, aventura que ya emprendió en dos ocasiones: en 1999, cuando ganó Carlos Ruckauf y en 2003, turno en que festejó Felipe Solá.

«Soy candidato a gobernador y estoy de campaña», afirmó ayer Patti luego de una recorrida por la Capital y antes de volver a su distrito, Escobar, a seguir la ronda. Dice tener un norte: «En las elecciones para Ejecutivo siempre saco el doble de votos que en las legislativas».

En 2005, como candidato a diputado nacional, con boleta propia del PAUFE, pero colgado para senador nacional detrás de la del PJ duhaldista que encabezaba Hilda Chiche Duhalde, obtuvo algo más de 4 puntos. En 2003, para la gobernación rondó 10%. «Hay que mantener el espacio», aporta.

En parte, este año planea repetir ese esquema: espera que los disidentes del PJ, que se autodefinen como Peronismo Peronista (PP), definan un candidato a presidente y pedirá poner esa boleta en la provincia. «Sea Ramón Puerta o Alberto Rodríguez Saá», dijo.

- ¿Con Menem no? - Voy a apoyar al candidato que decida el congreso del PJ -detalló.

Entre su candidatura y la espera sobre una definición respecto a las postulaciones nacionales, aparece un fino hilo conductor que remite a Juan Carlos Blumberg, que hoy lanzará su candidatura a gobernador y con quien Patti tiene diálogo fluido. «Existe respeto mutuo», dice.

Periodista: ¿No van a competir por el mismo nicho electoral?

Luis Patti: Sí, puede ser. Pero no hay que apurarse, hay tiempo.

P.: ¿Puede haber un acuerdo?

L.P.: No hay que descartar nada pero, por ahora, los dos somos candidatos.

P.: ¿Tiene relación con Blumberg?

L.P.: Sí, tenemos diálogo frecuente y creo que entre nosotros existe respeto mutuo.

P.: Puede ser candidato a intendente de Escobar.

L.P.: Mientras las encuestas muestren a Sandro (Guzmán, candidato del PAUFE a nivel local) con la diferencia que lleva ahora no es necesario. Llegado el caso se verá.

Entre los números que maneja Blumberg -presenta una encuesta que lo muestra segundo detrás de Daniel Scioli con 15,7% de intención de voto- aparece el ex subcomisario Patti en el tercer escalón con una proyección de 6,1% de los votos.

De lo que no quiere hablar el ex policía es de la resolución de la Corte que falló a favor de Antonio Domingo Bussi, en la causa por el rechazo a su asunción como legislador, expediente que lo favorece porque el año pasado la mayoría kirchnerista bloqueó su jura.

«Lo tienen los abogados», esquiva el asunto que, dicen a su lado, lo preocupa de cara a este año porque la Corte planteó que una postulación debe impugnarse antes de ir a elecciones y no, como ocurrió con Patti, después.

Algo más: en el Congreso gira de despacho en despacho un proyecto del coterráneo de Patti, el diputado del PJ Jorge Landau, para impedir que los involucrados en crímenes de lesa humanidad puedan ser candidatos en la provincia de Buenos Aires. No casualmente la llaman, por la negativa, «ley Patti».

Dejá tu comentario