Polémica en Derechos Humanos por supuesto recorte de fondos

Política

Organismos de Derechos Humanos y el Gobierno se cruzaron ante un supuesto recorte de fondos que el Presupuesto 2017 prevé para el área, según lo que se desprende del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, calificó de "intencional" la reducción del 15% del presupuesto destinado a la Secretaría de Derechos Humanos para el próximo año por considerar que "si hay dinero para otras cosas, tiene que haber para la reconstrucción de la verdad" sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas por la última dictadura cívico militar.

Por otra parte, Carlotto advirtió sobre el "debilitamiento" en áreas de esa dependencia por la cantidad de despidos y la incorporación de "gente inexperta" contratada durante la gestión del presidente Mauricio Macri.

Según el presupuesto que se debatirá en Diputados, la secretaría dirigida por Claudio Avruj recibirá una partida de 607.542.535 pesos durante 2017, 110 millones menos que lo que recibió en 2016, sin contar el impacto producido por la inflación.

En declaraciones a radio del Plata, la presidenta de la organización que en pocos días celebrará 39 años de su nacimiento alertó también el perjuicio que significará la disminución en el presupuesto para el Poder Judicial.

"Si quitan presupuesto para la justicia va a ser tremendo porque tenemos (las Abuelas) juicios en todo el país", afirmó Carlotto al recordar que el proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal que se debate en Diputados, imposibilitaría la continuidad del fiscal Pablo Parenti al frente de la Unidad Especializada para casos de Apropiación de Niños durante la Dictadura por no tener antigüedad de cinco años.

También se refirió a lo que consideró "una embestida tremenda" contra la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, al referirse al proyecto que pretende limitar sus facultades y acortar su período de gestión.

"Tienen un objetivo distinto y un proyecto político distinto pero es un gobierno elegido legalmente y tenemos que respetar la Constitución, aunque nunca lo haremos en silencio ni de brazos caídos", aseguró Carlotto.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, dijo que "hay un reacomodamiento y una reasignación de recursos pero no hay recortes ni cierres de programas" en el presupuesto proyectado por el organismo que preside para 2017 en relación con las partidas destinadas años atrás, y atribuyó las denuncias de una reducción de fondos a una "versión tendenciosa totalmente alejada de la realidad".

De esta forma, en diálogo con Radio Télam, el funcionario salió al cruce de las voces que indicaban que había "recortes presupuestarios", lo que calificó como una "versión tendenciosa totalmente alejada de la realidad".

"Cuando mal se cuentan las cosas, genera tensiones y enojos innecesarios, y la verdad es que el presupuesto de la Secretaría no ha tenido recortes ni nada que se le parezca. Por el contrario, hemos aumentado la agenda", insistió.

Avruj indicó que "lo que hubo fue una reorganización del presupuesto porque heredamos un presupuesto que, transcurridos los meses, evaluamos, estaba sobredimensionado. Esto no tiene ninguna otra carga por parte de nosotros".

Ejemplificó con que "la Secretaría recibió al Instituto Universitario Madres de Plaza de Mayo" y evaluó: "No sé por qué está dentro de la Secretaría, a mi criterio tendría que estar en Políticas Públicas, pero bueno, quedó bajo el paraguas de Derechos Humanos, y tenía este año previsto unos 75 millones de pesos cuando requiere 18 millones".

"Esto fue un error porque se calculó ese presupuesto por personal docente y no docente con escalafón universitario, algo que todavía no está determinado" y "no se puede prever una partida para algo que no existe todavía. Ahí, hay una diferencia de 60 millones de pesos", calculó.

Otro ejemplo fue que "en Viáticos había presupuestado unos 7 millones de pesos para la realización de un Foro Internacional de derechos humanos. En enero estuve en Brasil y confirmé que ese foro se realizará en el segundo semestre del 2017. Ahí hay 7 millones que no se utilizaron, y nosotros hemos presupuestado 40 millones para eso".

Por otro lado, "el Centro Cultural Horacio Conti tenía un presupuesto de 28 millones y hemos comprobado que con 7 millones funciona a la perfección. Además, hemos agregado un convenio formal con el Ministerio de Cultura para el desarrollo de ese centro", añadió.

Algo similar ejemplificó con el "Centro Ulloa de asistencia a las víctimas de la represión ilegal que tenía un presupuesto de 3 millones de pesos para obras que se están ejecutando, con lo cual el año que viene no se necesitarán esos fondos", resumió Avruj.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario