Alberto reivindicó "diálogo" y se quejó de las marchas anticuarentena

Política

Junto a Massa y Máximo, mantuvo desde Olivos una videollamada con jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio de Diputados y el Senado.

Dos peronistas, Sergio Massa y Cristian Ritondo, se encargaron esta tarde de reflotar la cumbre virtual que mantuvieron Alberto Fernández y los jefes parlamentaros de Juntos por el Cambio. Fue un diálogo abierto, frontal, donde tanto el Presidente como los legisladores opositores coincidieron en la necesidad de mantener un contacto fluido y acordar políticas para enfrentar las consecuencias económicas, sanitarias y sociales de la pendemia. “Como dijo mi amigo cordobés, Mario Negri, ya habrá otro tiempo para discutir y debatir. Este es el tiempo del padecimiento de los argentinos que es lo que nos ocupa, conmueve y preocupa. Una pandemia que nadie sabe donde termina”, fue el pedido del jefe de Estado en el zoom que se realizó desde Olivos con la presencia de Máximo Kirchner, Massa y Fernando “Chino” Navarro.

Fue la tercera reunión del Presidente con los bloques de la Cámara de Diputados en sus primeros 7 meses de Gobierno. La convocatoria había sido realizada el domingo por Massa pero el ala dura de Juntos por el Cambio, encabezada por Negri y Alfredo Cornejo (UCR) amagó con no participar. Alegaban que merecían una videollamada aparte, sin la presencia del resto de los bloques opositores, teniendo en cuenta la representatividad electoral de su espacio. Debió entonces interceder Ritondo, jefe de la bancada PRO quien con el auxilio de Álvaro González y las gestiones de Massa evitaron el desplante de Juntos por el Cambio.

La reunión virtual comenzó 17:30 y duró casi dos horas. En el tope de la agenda estuvo la evaluación de la cuarentena y la situación sanitaria. También se repasó la ampliación presupuestaria para sostener las políticas de ingreso y la moratoria fiscal para todos los sectores afectados. El Presidente y Massa pidieron apoyo para tratar los proyectos de deuda soberana bajo legislación local con el mismo tratamiento que la Ley de New York. El Presidente de la Cámara de Diputados agradeció el tiempo y el nivel de diálogo logrado.

Alberto.mp4

Luego de la exposición de los referentes opositores, Alberto hizo una reivindicación del diálogo político. Y aleccionó a los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio con un ejemplo concreto. “Tengo el mérito de que dialogué con todos mis compañeros para lograr unirnos y volver al gobierno. El diálogo fue la unidad. Es una herramienta para crecer y avanzar. Ojalá eso lo logre toda la Argentina. Y trabajo por ello. Muchos de ustedes me llaman y los atiendo y escucho con mucho respecto. Porque creo en el diálogo de este modo”, les aseguró el Presidente.

Sin embargo, hubo también una queja por el comunicado de Juntos por el Cambio donde se calificó de “gravedad institucional” el asesinato de Fabián Gutiérrez, exsecretario privado de Cristina Fernández de Kirchner. “No se puede confiar si alguien muere y en un momento se convierte en una víctima de mi vicepresidente. Es difícil construir confianza desde allí. Y una mañana me levanto y me atribuyen estas cosas. (El diálogo) se construye sin hipocresías y honestamente. Me dolió vivir eso esa semana. Respetémonos. En política no todo vale. Somos seres humanos”, fue el reto presidencial.

“Quiero recuperar la confianza. Nunca pasé yo esos límites. Y es necesario que lo hablemos porque quiero pensar en el mañana y recuperar el futuro”, agregó Alberto. “Solo soy un paso en la historia, otro me sucederá después. Tenemos que trabajar en un destino común. Podemos hacerlo. Depende de cada uno de nosotros”, explicó el jefe de Estado con Máximo y Massa sentados a su lado.

El Presidente también se quejó de las marchas anti cuarentena fogoneadas por algunos dirigentes de Cambiemos y advirtió: “No podemos dejar de largo que hay sectores de la oposición le dicen que los tenemos encarcelados. Tienen mil formas de protestar, no hace falta exponer a nuestro pueblo. Cada marcha hizo que suban los casos”. Y le dedicó un párrafo aparte a Cornejo, jefe del Comité Nacional UCR que la semana pasada deslizó la posibilidad de impulsar la “independencia” de Mendoza. “Su provincia recibió 16.000 millones de pesos. Queremos que Mendoza no se vaya. No es justo decir que no les prestamos atención. Hoy hablé con (Gerardo) Morales, hablo con Horacio a diario. No hacemos eso de dejar de lado a nadie. Queremos otro país”.

“Tenemos que hacer las cosas juntos. No hay que maltratarnos denunciarnos ni difamarnos. Podemos dialogar dignamente. Confrontando y poniéndonos de acuerdo. Valoro mucho el apoyo a la cuestión de la deuda.Tengo un plan para el día después, que enviaremos al Congreso. Nunca intervine en el Parlamento y nunca intervine en la Justicia. Tenemos que ser ciudadosos con las palabras. Necesitamos argentinos vivos, que el debate político no nos lleve a decir que hay abusos contra la libertad individual”, se explayó el Presidente

Ritondo fue el que se mostró más conciliador para mantener el diálogo político y la búsqueda de acuerdo en medio de la pandemia y admitió que “asumimos los errores y queremos que el gobierno asuma los propios”. Además pidió que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se presente el próximo jueves 30 para realizar su informe de gestión en la Cámara de Diputados. Martín Lousteau destacó los diagnóstico de Cecilia Todesca y pidió “discutir cómo gastar mejor en el Estado”. A su turno, Máximo agradeció al Presidente haber recibido al bloque opositor mayoritario, “cosa que no sucedió antes en el gobierno anterior”.

Por la oposición participaron los senadores Humberto Schiavone, Luis Naidenoff, Lousteau, Laura Machado y los diputados González, Negri, Cornejo y Ritondo. Además de Máximo y Massa, que participaron de forma presencial desde Olivos, se sumaron de manera remota por el oficialismo los senadores José Mayans, Claudia Ledesma Abdala, Anabel Fernández Sagasti, Maurice Closs y el diputado José Luis Gioja.

Ante la negativa de Juntos por el Cambio de participar junto a otros bloques parlamentarios, se resolvió que otro grupo fuera recibido en un segundo turno. Así, luego el Presidente se conectó una vez más con Ledesma Abdala, Mayans y Fernández Sagasti, en otra reunión virtual en la que participaron los senadores Alberto Weretilneck, Magdalena Solari, Juan Carlos Romero y los diputados Eduardo 'Bali' Bucca, Ricardo Wellbach, Romina del Plá, Nicolás del Caño, José Luis Ramón y Alma Sapag.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario