Institución judía denuncia a la "mesa judicial" del PRO

Política

"Llamamiento Argentino Judío" se sumó a las denuncias contra las presiones del gobierno de Mauricio Macri a los jueces para direccionar fallos.

La entidad Llamamiento Argentino Judío salió a apoyar la denuncia que presentaron los legisladores del Frente de Todos para que se investigue el funcionamiento de la “mesa judicial” del gobierno de Mauricio Macri, que habría presionado a jueces para direccionar algunos fallos en determinadas causas.

La entidad emitió un comunicado en el que manifiesta su adhesión a la denuncia contra la mesa judicial del PRO que estaba “orientada a presionar a distintos magistrados con el objetivo de condicionar sus fallos, a la medida de las necesidades políticas del macrismo”.

El Llamamiento Argentino Judío advierte sobre la “ilegalidad manifiesta” de tres aspectos centrales en los que se enfocó la presión de Cambiemos sobre los jueces. Primero lo que considera “la persecución de la expresidenta, su canciller y otros funcionarios, apelando al proyecto de memorándum de entendimiento con Irán –aprobado por el Congreso Nacional–, con el objetivo de convertirlo en un delito”. En segundo lugar “la paralización de la investigación del atentado a la AMIA”.

Por último, y tercer lugar la entidad hace mención a la presión que ejerció el gobierno de Mauricio Macri para proteger a los fiscales imputados en el llamado juicio de encubrimiento del atentado a la AMI. "El descarado intento por lograr absoluciones o condenas leves en la causa en la que el Tribunal Oral Federal 2 juzgó a los responsables de demorar diez años la investigación, apelando a la instalación de pistas falsas”, dice el comunicado.

En este sentido, el comunicado hace mención a la difusión del audio en el que la ex vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, le exige explicaciones a Mario Cimadevilla, por entonces titular de la Unidad AMIA encargada del seguimiento de la causa del atentado de 1994. Puntualmente, recuerda que “esa coacción se sucedía mientras Mullen y Barbaccia estaban siendo juzgados por encubrimiento, y la esposa de Barbaccia revestía como Directora de Coordinación de la Unidad de Información Financiera (UIF), oficina gubernamental dependiente del ministro de justicia de la Nación, Germán Garavano”.

El propio Cimadevilla en declaraciones al programa Minuto Uno del canal C5N sostuvo que “Garavano decía directamente que había que pedir la absolución de los imputados en la causa AMIA” porque, según le referían, “son amigos”, tal lo invocaba el ex ministro de Justicia, Germán Garavano.

“Como responsables de las operaciones irregulares de la denominada Mesa Judicial del PRO aparecen el expresidente Macri, su ministro de Justicia, el Secretario Legal y Técnico, Pablo Clusellas, el asesor Rodríguez Simón y el Procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías”, advierte la entidad judía.

“Memoria Activa, la Organización 18J y APEMIA señalaron en forma repetida los detalles de estas maniobras ilícitas sin que ningún funcionario macrista escuchara sus demandas”, enfatiza el comunicado.

“Con estos antecedentes, el Llamamiento Argentino Judío exige a las autoridades competentes que las acusaciones realizadas por Cimadevilla sean inmediatamente abordadas por una investigación judicial exhaustiva, capaz de delimitar las responsabilidades penales de la ex vicepresidenta de la Nación, la denominada Mesa Judicial del PRO junto a todos los involucrados en la grave privación de justicia”, cierra el escrito firmado por Marcelo Horestein, presidente de la entidad, y de Dardo Esterovich, secretario general.

Comunicado Llamamiento Argentino Judío mesa judicial

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario