Prorrogan por 10 años concesión de Aeropuertos

Política

Se extenderá hasta 2038 e incluye un plan de inversiones por u$s2.500 millones, con 15.000 empleos nuevos.

El Poder Ejecutivo Nacional, a partir de la recomendación del ORSNA, ejecutó ayer la cláusula de prórroga por otros 10 años de la concesión a Aeropuertos Argentina 2000. De esta forma, en el marco de la mayor crisis de la historia aeronáutica provocada por la pandemia, se acordó un plan federal que generará hasta 2038 inversiones por 2.500 millones de dólares, de los cuales se ejecutarán 1.400 millones en los próximos 7 años, generando 15.000 puestos de trabajo, según se informó.

El concesionario solicitó ejecutar la cláusula de prórroga de 10 años prevista en el contrato de concesión, y el ORSNA dio recomendación favorable para que AA2000 continúe operando los aeropuertos del Sistema Nacional de Aeropuertos bajo su concesión hasta 2038. Desde el inicio de la concesión se invirtieron más de 2.500 millones de dólares en 20 provincias, y se aportaron al Estado Nacional 1.800 millones de dólares en concepto de canon, destacó la compañía que pertenece al Grupo Eurnekian.

El contrato prevé como plazo de concesión dos etapas: una inicial de 30 años, que finaliza en 2028; y una adicional que prorroga el plazo hasta el 2038. La prórroga es una herramienta contractualmente prevista y facultativa del Poder Ejecutivo Nacional, previa recomendación del ORSNA.

Esta recomendación favorable se sustenta en un proceso de trabajo que se inició en el mes de julio de 2020, al tener en cuenta las presentaciones del concesionario, en las que manifestaba las dificultades para encontrar medidas tendientes al sostenimiento del servicio público aeroportuario, por la incidencia de la pandemia. El ORSNA constató las condiciones técnicas y económico-financieras que permiten recomendar la medida, habiéndose analizado a lo largo de estos meses, otras alternativas no eficientes.

Con ese marco, se iniciaron conversaciones entre el ORSNA y el Concesionario que apuntaron a encontrar una manera de devolverle la sostenibilidad al sistema, y permitir la realización de inversiones en materia de infraestructura aeroportuaria para fortalecerlo en el corto y mediano plazo, con el objetivo de mejorar la seguridad, la conectividad y la competitividad, esenciales para acelerar los impactos directos e indirectos en la industria. Sobre todo, teniendo en cuenta las características propias geográficas y del desarrollo de la actividad aeronáutica y aeroportuaria que necesita el país. Los recursos surgirán de los diferentes flujos de la concesión, tanto en forma directa como a través de los Fideicomisos destinados al financiamiento del sector. Las obras alcanzarán a todos los aeropuertos del Grupo A ubicados en 20 provincias, permitiendo acelerar la recuperación y el desarrollo del sistema durante los próximos 17 años.

Dejá tu comentario