27 de noviembre 2001 - 00:00

Puerta junta fuerzas como jefe del Senado

Una cumbre de gobernadores del PJ ratificará mañana al misionero Ramón Puerta como pretendiente a la presidencia provisional del Senado. A 48 horas de la proclamación del virtual vice de la Nación en el recinto de la Cámara alta, Puerta buscará reforzar su candidatura ya confirmada por 39 compañeros de la nueva bancada peronista que lo avalaron con un documento la semana pasada.

El aspirante a número 2 de Fernando de la Rúa continuará el último tramo de su campaña a las 11 de mañana, cuando se reúna el bloque entrante para acordar los preparativos de la sesión preparatoria del jueves, en la cual asumirán las autoridades del cuerpo y jurarán los 72 legisladores electos por voto directo, una circunstancia inédita en la historia del Congreso Nacional. Encabezará la ceremonia el más veterano, Raúl Alfonsín

Esa ocasión casi protocolar servirá para que los peronistas firmen un petitorio dirigido a De la Rúa para prorrogar las sesiones ordinarias del Congreso hasta el 21 de diciembre. José Luis Gioja y compañía pretenden que el gobierno, mediante un decreto, los habilite a seguir votando leyes propias hasta fin de año, a pesar de que el plazo constitucional vence dentro de 72 horas, más precisamente, este viernes a las 24.

Sanción

El PJ tiene expectativas de promover antes de Navidad desde un seguro de desempleo hasta una reforma tributaria. Varios senadores, entre ellos, el chaqueño Jorge Capitanich, la entrerriana Graciela Bär y la mendocina Marita Percivale están abocados a estudiar las prioridades en materia de proyectos y armonizar las demandas de entrecasa. Aunque lo más importante desde el punto de vista político consiste en la posibilidad de sancionar la nueva ley de acefalía, redactada por el diputado cordobés Eduardo Di Cola.

El sistema de reemplazo por renuncia del presidente de turno está basado en una ley de lemas que permitirá dirimir las internas partidarias en elección general, con un plazo máximo de 90 días posteriores a la dimisión.
Además de ser bien visto por José Manuel de la Sota, jefe político de Di Cola, reúne ciertas condiciones apreciadas por Carlos Ruckauf, por caso, que el heredero de De la Rúa o de quien corresponda tendrá un mandato desde cero. Es decir, que el sustituto durará 4 años en el Ejecutivo y no completará las funciones que dejó inconclusas el renunciante.

De todas maneras, se descuenta que el oficialismo no le dará el gusto a la oposición y, a lo sumo, convocará a extraordinarias durante el último mes del año, según marca la tradición parlamentaria. Así, evitarán sorpresas y obligarán a los legisladores a deliberar con temario acotado a las necesidades y conveniencias de la Alianza.

Con 39 representantes (aunque votaron por Puerta, sólo quedaron afuera de la bancada
Eduardo Duhalde y su comprovinciana Mabel Müller) y quórum propio, el hegemónico PJ podrá nominar al vicepresidente de esta ala legislativa, el cordobés Juan Carlos Maqueda, además de quedarse con las secretarías Parlamentaria y Administrativa, y copar las comisiones clave, entre ellas, Presupuesto y Hacienda (Carlos Verna), Asuntos Constitucionales ( Cristina de Kirchner), Acuerdos ( Jorge Busti), Coparticipación ( Capitanich), Economía ( Oscar Lamberto) y Legislación General ( Liliana Negre de Alonso), entre otras.

Entrega

A la UCR, sólo le franquearán la vice 1°, el cargo siguiente al de Maqueda, y algunas comisiones, entre ellas, Defensa, Seguridad Interior e Interior y Justicia. Gioja y sus vices ya designados, el salteño Marcelo López Arias, el formoseño José Mayans y la riojana Ada Maza, se entrevistarán en las próximas horas con el puntano Jorge Agúndez y otros colegas radicales para consensuar el difícil reparto de puestos en la jerarquía senatorial.

La semana pasada hubo un approach, durante una cita a la que
Agúndez, Rubén Martí (Córdoba), Gerardo Morales (Jujuy) y Carlos Maestro (Chubut) conminaron a Gioja a entregar la presidencia provisional a la UCR. El sanjuanino se limitó a decir: «Todavía lo estamos discutiendo». Faltaban menos de 24 horas para que los justicialistas, con excepción del duhaldismo, convalidaran la nueva cúpula del bloque y la conducción del cuerpo, a cargo de Puerta.

Dejá tu comentario

Te puede interesar