Lousteau cuenta votos radicales para pelea interna de JxC

Política

La pelea contra la lista de la alianza Convergencia de Mario Negri - Ramón Mestre , vencedora de esa compulsa doméstica, lo deja con la mitad prácticamente de la representación de los cordobeses en el Comité Nacional y en la Convención radical.

Aunque todavía cuentan los votos, para Martín Lousteau y su tropa de radicales, el resultado, en la provincia de Córdoba, de la interna UCR lo mantiene exultante. La pelea contra la lista de la alianza Convergencia de Mario Negri - Ramón Mestre , vencedora de esa compulsa doméstica, lo deja con la mitad prácticamente de la representación de los cordobeses en el Comité Nacional y en la Convención radical. Es más, aseguran que los dos representantes al órgano de conducción que le corresponderían a la lista ganadora responderían a Mestre. Pero la lista SUMAR, que encabezó Rodrigo De Loredo y respaldó Losteau, reconoció la derrota.

"Lamentamos que habiendo transcurrido casi 48 horas del cierre del comicio no existe un solo dato oficial. Ante el silencio de la Junta Electoral, luego de cotejar todas las actas, computar cortes en los tramos de las boletas y recabar toda la información necesaria, ratificamos lo que sostuvimos: el margen de diferencia entre las listas es sumamente estrecho" expresó esta semana, en un documento, la lista Sumar que se habría quedado con 48% de las voluntades radicales.

Movilizó Lousteau así al radicalismo que ahora espera el domingo para la disputa mayor. Los radicales votarán en la interna bonaerense y también en la de la Ciudad de Buenos Aires, un territorio que tiene ya afianzado el senador y está dispuesto a las PASO (si finalmente se realizan) para ganar renglones en las papeletas a diputados nacionales y legisladores porteños.

También en esas geografías, el exministro busca ganar representantes. En la provincia le trae un sabor adicional, ya que alienta a Gustavo Posse como titular del comité local contra la boleta que lleva a Maximiliano Abad como postulante, quien es respaldado por Daniel Salvador, el exvice de María Eugenia Vidal. Como un preámbulo de lo que supone puede ocurrir dentro de dos años si mantiene su anhelo de reemplazar a Horacio Rodríguez Larreta. Todo si el jefe de Gobierno mantiene a su vez expectativas y chances de apostar por el cargo mayor. Sin embargo, como Larreta, los socios radicales del PRO, tensionan pero en definitiva buscan llegar a cualquier futuro electoral con la alianza intacta. "Ratificamos Juntos por el Cambio pero reformulamos la relación con Juntos por el Cambio, y el radicalismo pasa a ser socio pleno y convocante, un socio que está en condiciones de sostener un frente", argumentó Posse ayer ante las radios.

"Se terminan años de un radicalismo servil y sumiso al PRO", dijo el intendente de San Isidro, dándole dramatismo a la contienda, cuando la semana pasada cerró la campaña partidaria en la provincia.

Se ufanan los animadores del senador porteño de haber movilizado la interna radical de la provincia que concentró la atención de otras latitudes. Dicen que "Gerardo Morales no visitó la Buenos Aires cuando María Eugenia era gobernadora pero ahora ya bajó cuatro veces por la interna.

Según la aritmética que estiman, Posse tendría las mejores chances en la primera y tercera sección, que concentra la mitad del padrón de afiliados, mientras que Abad sacaría ventaja en la quinta.

El intendente de San Isidro, quien encabeza la tira Protagonismo Radical también cuenta con la adhesión de los históricos Federico Storani y Juan Manuel Casella.

"Buscamos que el radicalismo salga del esquema perverso por el cual dirigentes nacionales de otras provincias compiten en Buenos Aires, ya que el radicalismo fue entregado en la provincia de Buenos Aires", argumentó y dijo que en la UCR hay "una reconstrucción" que "son los vientos que vienen de Córdoba. Algunos popes del partido quisieron armar una lista y algunos dijeron 'que defina el afiliado'. Así se armó una lista en menos de una semana que perdió por poco y seguramente va a ganar en las PASO".

Dejá tu comentario