Reapareció Kirchner y se quejó del rol de la oposición en el Congreso: "Se juntaron para impedir"

Política

El ex presidente y titular del PJ, Néstor Kirchner, rechazó las acusaciones por los "escraches" a periodistas, pero apuntó contra la prensa y el papel de la oposición en el Congreso, al considerar que "es imposible discutir y debatir con libertad" en el parlamento.

"La principal fuerza de oposición es la concentración mediática, cuya columna vertebral es el diario Clarín. Yo estoy acá para decir las cosas con nombre y apellido. Nosotros no hacemos anónimos ni decimos nada que no podamos firmar", señaló Kirchner.

Lo hizo tras encabezar una reunión de la conducción del PJ en la sede de la CGT, que significó su reaparición pública tras varias semanas de ausencia en la escena pública.

De esa forma, el actual diputado nacional rechazó las acusaciones lanzadas por sectores de la oposición, que lo vincularon con la aparición de carteles anónimos en los que se criticó la labor de periodistas del Grupo Clarín, en el marco del enfrentamiento entre el oficialismo y ese conglomerado mediático.

Acompañado por el titular de la CGT, Hugo Moyano, y el resto de los dirigentes de la plana mayor del justicialismo, Kirchner además apuntó contra el comportamiento de la oposición en el Congreso y señaló que le da "pena" pertenecer a ese cuerpo, donde se impulsan debates que "nadie entiende", según indicó.

"Hace cuatro meses que se discuten en el Congreso temas que nadie entiende que están diciendo. Que si el DNU si, que si el DNU no...Yo formo parte de ese Congreso pero me da pena lo que está pasando", sentenció el titular del PJ.

Al respecto, se volvió a quejar de que en el parlamento se "juntaron partidos con ideologías opuestas paras construir una máquina de impedir la tarea del Gobierno".

Además repudió a los dirigentes opositores por rechazar la ley de medios y a los jueces mendocinos "emparentados con la dictadura" -según señaló- que dejaron sin efecto la medida.

Kirchner se pronunció de esta forma durante un acto que presidió en el Salón Felipe Vallese de la CGT, que por primera vez en la historia fue sede de la reunión del Consejo Nacional del PJ, en un claro gesto de apoyo al papel que viene jugando Moyano como férreo sostén del oficialismo.

Mientras Kirchner daba su discurso, se escuchaba desde afuera los cánticos y el sonido de los bombos de más de mil trabajadores del sindicato de camioneros que se concentraron en el frente del edificio de la calle Azopardo al 800.

Tras finalizar su discurso, el titular del PJ se dirigió a uno de los balcones de la sede de la central obrera, y desde allí dio unas palabras para los camioneros que se movilizaron, a quienes les dijo que su esposa y presidenta Cristina Kirchner "va a seguir impulsando el cambio junto a los trabajadores".

Previamente, Moyano destacó la importancia de que la CGT haya sido anfitriona del Consejo partidario y afirmó que "con Kirchner los trabajadores empezaron a recuperar la dignidad" subrayó que por esa razón seguirán "demostrando lealtad" al Gobierno.

A su vez el jefe de la CGT destacó que "los esencial del peronismo son justamente los trabajadores" y consideró que el trabajador "fue peronista antes de que Perón creara el justicialismo".

Al acto asistieron distintos representantes del peronismo, entre ellos los sindicalistas Omar Viviani, José Luis Lingeri, Víctor Santa María, y Omar Plaini, los diputados Carlos Kunkel y José María Díaz Bancalari y los gobernadores Celso Jaque, Luis Beder Herrera, entre otros.

Dejá tu comentario