Recordatorio del 24 de marzo: reclamos contra la impunidad, prisiones domiciliarias y el ajuste

Política

A 42 años del inicio de último golpe cívico militar de 1976, las abuelas y madres de Plaza de Mayo coincidieron en reclamar el fin de la impunidad en los casos de delitos de lesa humanidad, el rechazo judicial a las prisiones domiciliarias a los represores y un cambio de modelo político económico.

El aniversario será recordado este sábado con actos, movilizaciones y actividades en todo el país, que tendrá como escenario central a la Plaza de Mayo y calles aledañas, donde confluirán organizaciones de derechos humanos, agrupaciones políticas y sociales. La "escalada de ajuste y despidos", los "retrocesos en derechos humanos y la implementación de políticas de miedo y represión a la protesta social" serán los ejes principales de la convocatoria frente a la Casa Rosada.

Este año, el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia reunirá a los organismos en torno a una misma consigna: "La Unidad" en la acción y en los reclamos. El Gobierno nacional no realizará ningún tipo de acto oficial.

"Hay que tener la memoria que este Gobierno quiere borrar y no va a lograr. Mañana, como todos los años, lo principal es recordar a los 30.000 desaparecidos y repudiar el genocidio", resumió Lidia Estela Mercedes Miy Uranga, más conocida como Taty Almeida, de Madres Línea Fundadora.

En diálogo con radio El Mundo, Taty Almeida repudió la decisión de Cambiemos de no organizar un recordatorio institucional. "Seremos miles que repudiamos las medidas que este Gobierno está tomando. Este Gobierno, todos los días, viola a los derechos humanos. Macri demuestra que no les importa nada este genocidio que ocurrió en la Argentina", indicó.

"Desde el Gobierno sienten odio porque cada vez somos más los que resistimos", consideró, y agregó: "A pesar de los bastones y las sillas de ruedas, las 'locas' seguimos de pie".

A horas de la multitudinaria movilización, el Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta confirmó que retirará el vallado que se encuentra desplegado en torno a la Plaza de Mayo. "La dejaremos despejada entre la Pirámide y el Cabildo para que se pueda realizar el acto como todos los años y luego las obras continuarán como se tenía previsto", aclaró el ministro de Medio Ambiente, Eduardo Macchiavelli.

Despedidos

Nora Cortiñas, también de Madres Línea Fundadora, criticó la posibilidad de que represores como Alfredo Astiz puedan acceder al beneficio de la domiciliaria. "Es la lucha de los vecinos mismos, que no quieren vivir con genocidas en sus barrios, con genocidas libres", como fue el caso de Miguel Etchecolatz, cuya presencia en Mar del Plata fue enérgicamente repudiada por los vecinos, que, a su vez, celebraron su regreso a la cárcel la semana pasada, destacó Cortiñas en diálogo con radio Continental.

"Compartimos todos ese ideario de un país sin impunidad", señaló Cortiñas, quien consideró que existen "atrasos" en materia de derechos humanos por parte del Gobierno. "Nos vamos enterando de que va a haber libertades a genocidas, olvidando que en este país vivimos el peor terrorismo de Estado, con desapariciones, torturas, robo de bebés, vuelos de la muerte, secuestros y desaparición de madres que buscaban a sus hijos", reprochó.

La veterana militante por los derechos humanos cuestionó el accionar del oficialismo en la materia y afirmó que, con la Secretaría de Derechos Humanos, que conduce Claudio Avruj, el diálogo "no es más que lo estricto", porque -agregó- "no dan la posibilidad de un diálogo sensato".

"El Gobierno está haciendo una política de odio contra el pueblo, no convoca a tener una simpatía ni un acercamiento. Miles y miles de despidos, cierran lugares de imperiosa necesidad para la salud y para el desarrollo del pueblo. El hospital Posadas, el INTI, el Senasa. Tenemos una marcha atrás", remarcó Cortiñas en sus declaraciones radiales.

En la víspera del 42° aniversario del último golpe cívico militar, Cortiñas planteó: "Nunca pensamos en venganza, nuestra meta es la verdad y la justicia. Todavía esperamos que abran los archivos, que nos digan qué pasó con todos y cada uno de los detenidos desaparecidos. Que los jueces abran sus gavetas y que digan a quiénes entregaron en falsa adopción los bebés apropiados de sus madres cautivas embarazadas".

Centro de la memoria

En tanto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto y la gobernadora María Eugenia Vidal encabezan la inauguración de un nuevo espacio de la Memoria en La Plata. Se trata del predio de la ex comisaria 5° de la ciudad, que durante la dictadura funcionó como un centro clandestino de detención. Vidal entregará a Abuelas el uso del predio por 30 años.

La 5°, ubicada Diagonal 74 entre 23 y 24, alojó entre abril de 1976 y febrero de 1978 a unas 200 personas, entre ellas niños y al menos 13 mujeres embarazadas, que dieron a luz en lo que se conocía como la maternidad clandestina. En diciembre de 2012, la Justicia condenó a 23 represores por delitos de lesa humanidad y ordenó al Poder Ejecutivo provincial desafectar el inmueble, trasladar la dependencia policial a otro lugar y construir allí un Espacio para la Memoria, algo que recién se concretará hoy.

Esta semana, Carlotto visitó "La Perla", el mayor campo de concentración del terrorismo de Estado en Córdoba. "Hay recordar a los desaparecidos, visibilizarlos. No están caminando entre nosotros, no los dejaron envejecer... pero no se han ido, los llevamos en el corazón las madres, los familiares y creo que están sonriendo", expresó la dirigente.

"Esta destrucción de la memoria y de la vida de quien no pensaba igual no tuvo éxito, el pueblo es soberano y todavía hay que luchar mucho y sobre todo combatir aquello que en estos tiempos y con este Gobierno quieren cerrarnos, la memoria", sostuvo.

Carlotto reiteró además el "rechazo total al pedido de excarcelación" del condenado genocida Astiz. "La indignación, porque ya se había hablado cuando (Miguel) Etchecolatz y otros pedían la cárcel domiciliaria o la libertad: que no es posible a genocidas, porque las leyes internacionales no permiten que tengan ningún beneficio cuando hay un delito de lesa humanidad, así que vamos a combatir".

Dejá tu comentario