Reforma judicial: constitucionalistas y expertos en derecho penal expusieron en el Senado

Política

Un grupo de especialistas expresaron sus opiniones acerca de las alternativas viables para la reorganización y competencia de la Justicia Federal en todo el país.

El Senado de la Nación continuó este jueves con la segunda audiencia sobre la reforma judicial propuesta por el Gobierno, en la que un grupo de especialistas expuso sus opiniones acerca de las alternativas viables para la reorganización y competencia de la Justicia Federal en todo el país.

En el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales, que encabezan los senadores oficialistas María de los Ángeles Sacnun y Oscar Parrilli, respectivamente, los legisladores escucharon por videoconferencia a cada uno de los especialistas que expresaron objeciones a distintos puntos del proyecto como las subrogancias, la transferencia de competencias y la adaptación al Código Procesal Penal, y luego les formularon preguntas.

La jornada fue abierta por Emanuel Desojo, presidente de Abogados por la Justicia Social (AJUS) de La Plata-Berisso-Ensenada, quien celebró la iniciativa y dedicó el primer tramo de su exposición a cuestionar al desempeño del Poder Judicial en los años del gobierno macrista al señalar que se trató de "una justicia al servicio del Poder Ejecutivo".

Desojo señaló que "hubo un deterioro institucional" en el Poder Judicial en los últimos cuatro años y consideró que el proyecto enviado por el gobierno de Alberto Fernández tiene como finalidad evitar "maniobras que buscan saldar discusiones políticas" y separar al Poder Judicial "del poder político y mediático".

También destacó la posibilidad de los sorteos públicos para la designación de jueces en las causas, que menciona la iniciativa, y expresó que esto contribuirá a "superar el oscurantismo que ha reinado" en ese aspecto.

A continuación, Alberto Garay, abogado Magister y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, indicó que su “preocupación es la independencia del poder judicial federal” y consideró que “el proyecto adolece de algunas inconsistencias y deficiencias técnicas".

En este sentido, señaló que el proyecto de reforma judicial “no es congruente con la reforma del Código Procesal Penal ya que se deberían nombrar más fiscales y no más jueces”.

Además, criticó las subrogancias, al resaltar que, en su opinión, "en este proyecto lo que se hace es quitar jueces a la justicia ordinaria criminal y correccional y ponerlos como jueces subrogantes federales de los tribunales nuevos que se designan y eso es inconstitucional porque son jueces federales".

reforma judicial II.jpg

A su turno, el abogado especializado en asuntos penales, Marcos Salt, expresó que no hay duda de que "es necesario reformar la Justicia federal". "Pero yendo al texto normativo creo que es un texto que no colabora con un proceso de reforma sino más bien atrasa", dijo.

"La experiencia de otros proyectos de reforma han logrado demostrar que ir hacia el sistema acusatorio no es poner un texto normativo en un código, es un movimiento cultural que requiere de un enfoque multidisciplinario", advirtió.

"Este proyecto mantiene los sistema vigentes de fiscalías y juzgados. No habla de oficinas de administración judicial, no regula nuevos medios de investigación, no genera equipos de trabajo por asignación de casos, mantiene todas ideas que atrasan", enumeró, al tiempo que destacó como un acierto del proyecto el sistema de concursos.

En tanto, luego expuso Alberto Seijas, presidente de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, que ayer emitió una acordada criticando diversos puntos del proyecto de ley.

"Decir que esta ley es inconstitucional, ¿no le parece que es prejuzgamiento, porque es meramente un proyecto, y afecta su imparcialidad, si es que el día de mañana debe expedirse sobre esta ley?", lo cuestionó el senador Parrilli. Ante esto seijas, respondió: "La Cámara del Crimen en la acordada no dice que el proyecto de ley es inconstitucional. Decir que la ley es inconstitucional, como lo dicen los medios, es una simplificación".

"No discutimos la transferencia de competencias, alertamos acerca de los problemas que se puedan presentar en el funcionamiento de la Justicia. No discutimos que se transfieran delitos a la órbita de la Ciudad, el tema es el mecanismo", explicó más adelante Seijas.

Ante una pregunta de la senadora Silvia Giacoppo, Seijas agregó que "el sistema de subrogancias que se propone no sigue el modelo de la ley 27439 y tampoco contempla los sorteos. Estos jueces subrogantes van a estar designados en tribunales de reciente creación que no tienen juez titular".

Al tomar la palabra, Alfredo Vítolo, abogado constitucionalista y miembro del Foro de Estudios para la Administración de Justicia (FORES), consideró que "el proyecto propone una Reforma Judicial en el aire, no hay en el mensaje referencias a estudios empíricos o estadísticas que justifiquen las propuestas que se formulan".

"Cada vez que se conformen nuevas mayorías en el Congreso estas se verán tentadas a volver reformar la Justicia. Una justicia variable según mayorías parlamentarias no contribuye a la confianza de la ciudadanía en sus jueces", agregó.

El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN), Marcelo Gallo Tagle, criticó el proyecto al indicar que "la creación de las 23 fiscalías carece de un espacio donde funcionar y una dotación de personal. El riesgo de colapsar el sistema por falta de recursos es mucho más grave".

También consideró que "este no es el mejor momento para presentar este proyecto porque los ojos de la sociedad están puestos en otro lugar" e indicó que "preocupa el proceso de selección". "Es necesario resaltar que el sistema de concursos no puede dejar de lado la valoración de antecedentes y oposición de los y las postulantes", dijo.

Además, agregó que en el proyecto "no hay un desarrollo del por qué de la creación de algunos juzgados en algunas jurisdicciones". "Lo ideal sería que se pueda avanzar con el perfil técnico y despolitizar a este proyecto para que pueda salir en forma efectiva y sin ningún tipo de suspicacia", cerró Gallo Tagle.

Por último, José Raúl Heredia, doctor en Derecho y Ciencias Sociales, miembro de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba y expresidente del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, consideró que “abrir un proceso de Reforma Judicial hoy es oportuno, necesario y pertinente. No es que esté adelantada en el tiempo, sino que venimos con retraso".

"Toda reforma tiene que tener en cuenta la necesidad de desarrollar el diseño constitucional del proceso penal, que aún no hemos alcanzado. El Congreso tiene como asignatura pendiente alcanzar el juicio por jurados", continuó.

Al cierre, opinó que "las reformas se resisten siempre, todas. Siempre nos han dicho que falta plata o que somos apresurados. Y se resisten por los operadores, por eso hay que cuidar que no se imponga la cultura que repite las rutinas".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario