Serio: se autoacuarteló la policía de Misiones

Política

Más de 700 policías misioneros permanecían acuartelados en la División Comando Radioeléctrico de Posadas en reclamo de mejoras salariales y el levantamiento de sanciones a un grupo de efectivos que el año pasado intentaron conformar un gremio en la institución.

El número es importante si se tiene en cuenta que la fuerza tiene unos 6.500 integrantes, donde el sueldo básico no supera los 400 pesos y los sueldos de bolsillo tienen un promedio de tres mil pesos.

La protesta comenzó este martes a las 20:00 y a los policías de Posadas, Santa Ana y Candelaria, que habían comenzado con la protesta, se sumaron efectivos de Puerto Iguazú, San Javier, Apóstoles, Jardín América y San Pedro.

Asimismo, después de las 19:00 de este miércoles, en Oberá, un grupo importante de uniformados se reunió en el cuartel de Bomberos para decidir los pasos a seguir:viajan a Posadas o se autoacuartelan en esa ciudad.

Pese al intenso calor, los efectivos que llevan adelante esta histórica protesta, no estaban solos, ya que junto a ellos se encontraban los familiares que llevaban pancartas con leyendas como "Queremos salarios dignos".

Durante la tarde se difundió un escrito en el que se enumeraron los principales reclamos: un sueldo básico de dos mil pesos, el levantamiento de las sanciones a los sumariados y equipamientos.

En ese contexto, el Jefe de la Policía, Benjamin Roa, rechazó de plano la posibilidad de acceder a la conformación de un gremio policial, y aclaró que la cuestión salarial es "negociable".

En el petitorio, dirigido al gobernador Maurice Closs y "al conjunto de los habitantes de la Provincia", los uniformados aseguraron que no tienen como intención "desestabilizar al gobierno" ni "provocar disturbios", aunque se ampararon en "el derecho constitucional a huelga y a reclamo por mejores condiciones salariales" como ciudadanos argentinos.

En ese sentido y además de "un sueldo básico de $ 2.000 para el agente recién ingresado", pidieron "el blanqueo de todas las sumas no remunerativas" y el "descongelamiento de las jubilaciones".

Por último exigieron que "no se tomen medidas disciplinarias ni se produzcan traslados compulsivos contra el personal que ha participado en la medida adoptada, ya sean de carácter policial, administrativas, civiles y/o penales".

En horas de la tarde hubo una reunión entre el abogado que representa a los acuartelados, Marcelo Rodríguez, y el subsecretario de Seguridad y Justicia, Julio Lezken.

Lezken le dijo al letrado que la propuesta salarial del gobierno queda sujeta a la paritaria nacional y que no podía solucionar el reclamo de "un día para otro".

Los acuartelados realizaron una asamblea a última hora donde decidieron elaborar una propuesta salarial y llevarla este jueves a las autoridades provinciales.

Luego de la asamblea los familiares de los acuartelados acercaron colchones, agua y alimentos al edificio del Comando Radioeléctrico, donde seguramente iban a pasar la noche más de 700 efectivos.

Dejá tu comentario