Sorpresivamente, Sobisch se reunió con Kirchner

Política

El presidente Néstor Kirchner y el gobernador neuquino, Jorge Sobisch, mantuvieron hoy un encuentro en el que se acordó financiar en conjunto las obras para solucionar los problemas ocasionados por las inundaciones, pero en el que no estuvo ausente el escenario político con vistas al 2007, que los tendrá a ambos en distintos espacios políticos.

"Cuando se juntan dos hombres políticos, el tema político no puede estar ausente", reconoció sonriente el mandatario provincial, quien charló con el Presidente a solas.

El objetivo de Sobisch era venir a la Casa de Gobierno en busca de una ayuda económica para hacer frente a los 130 millones de pesos que deberá desembolsar en obras de infraestructura dañada por un temporal de lluvia y nieve y la crecida del Río Neuquén.

Fue por eso que con el compromiso presidencial después pasó por el despacho del ministro del Interior, Aníbal Fernández, para arreglar la forma y el tiempo en que la nación enviará a la provincia un adelantó de 10 millones de pesos de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que se realizará en dos pagos de cinco millones.

Pero la ayuda nacional no se limitó a ese desembolsó.

Kirchner y Sobisch acordaron realizar un seguimiento de los daños ocasionados por las inundaciones en el norte de la provincia y evaluar la forma en que serán financiadas entre la Nación y la provincia.

"Kirchner me dijo que en definitiva ellos van a poner más plata que nosotros", sostuvo el mandatario al deslizar que confía que la Nación aporte más de la mitad del monto que se desembolsará en las obras.

El acuerdo económico entre Kichner y Sobisch demando tan sólo 20 minutos de la hora que duró la reunión.

"Nos conocemos desde hace tiempo", dijo sonriente el mandatario provincial.

El escenario político fue el eje del resto del encuentro: "hablamos un poco de todo", reconoció.

Es por ello que el gobernador neuquino reafirmó su candidatura presidencial para el 2007 y marcó las diferencias con Kirchner: "representamos espacios políticos distintos.

Estoy confiado para las próximas elecciones, ya que creo que represento una alternativa nueva y distinta".

Sin embargo el mandatario neuquino reconoció el gesto que realizó el Presidente al recibirlo en la Casa de Gobierno ante un problema provincial: "Hay diferencias de visión, pero al plantear los problemas de la provincia fui atendido como corresponde".

"Cuando tengo problemas zapateo, cuando me atienden como corresponde digo la verdad: me atendieron como corresponde y me dieron las respuesta que a mi juicio eran necesarias", sostuvo.

A pesar del buen trato, el mandatario provincia negó que haya sido convocado por el presiente a formar parte de la "concertación plural" que impulsa el Gobierno y que forman parte varios gobernadores radicales.

"No en absoluto", se limitó a responder el gobernador, quien admitió: "Kirchner me conoce bien y sabe la respuesta".

El gobernador de Neuquén no sólo vino a plantear la urgencia por la que atraviesa su provincia.

También trajo una carpeta con varias propuestas y proyectos, con las que también quedó marcada algunas de las diferencias con el Gobierno nacional.

Entre ellas dejó un proyecto energético, con el que, según Sobisch, se podrá alcanzar a largo plazo los 20 millones de metro cúbicos día de gas que estipula el acuerdo con Bolivia y también se podrá abastecer a Chile.

"Es gas argentino que generará mano de obra", dijo.

Antes de retirarse el gobernador se refirió a su alianza con el titular de Compromiso para el Cambio, Mauricio Macri: "Estamos construyendo un espacio político, lo que no significa que debamos bajar las candidaturas. En los próximos 10 o 12 meses se va a consolidar las candidaturas y estoy convencido que voy a ser yo".

Dejá tu comentario