Ambito Nacional

Posse: "Voy por una renovación del radicalismo en la provincia"

Sale a defender este domingo la posibilidad de un nuevo mandato. El rol de la UCR en Cambiemos, la relación con los intendentes y el interés de presidir el partido a nivel provincial.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, llega a la elección del domingo con el antecedente directo de las PASO, donde registró más del 40 por ciento de los votos y le sacó una diferencia de 15 puntos a su principal competidor. Con la intención de extender su mandato por cuatro años más, el jefe comunal asegura que no se da por ganador y que todas las batallas electorales hay que darlas. “Lamentablemente tenemos este sistema que son las PASO sin PASO, en las que la opinión pública ya se expresa en una encuesta obligatoria que genera una gran inestabilidad durante 70 días, entre elección y elección”.

Periodista: ¿Cuál es la consecuencia de una elección tan polarizada?

Gustavo Posse: Que cada espacio político pueda ir con toda su fuerza a emitir el voto. Están dadas las condiciones para que de esta polarización surja un espacio político potente y una oposición que también va a tener una gran fortaleza.

P.: Le tocó ganar en San Isidro, donde Macri y Vidal hicieron una gran elección. ¿Por qué la gente no los acompañó en el resto de la provincia y del país?

G. P.: Por el factor económico. Fue un impacto fuerte que afectó a los sectores medios bajos que, en lo municipal, es donde está la fuerza de nuestro voto.

P.: Lleva 20 años a cargo del municipio. ¿Cuál fue la acción principal de estos últimos cuatro años de Gobierno?

G. P.: El municipio, al haber trabajado con Provincia y Nación, fue avanzó muy fuerte en infraestructura, algo que ya se venía haciendo. Habíamos llegado al 100 por ciento de agua corriente y al 98 de servicios sanitarios de cloacas, pero siempre hay que subir más. La no inundabilidad fue destacable con las obras que se hicieron con los grandes aliviadores. Y en ese sentido, San Isidro creció mucho en superficie durante estos años hasta poder hacer obras como el materno infantil, el hospital de mayor tecnología complejidad médica desde la General Paz hasta las provincias del norte.

P.: ¿Qué es lo que queda en el debe?

G. P.: Si nos toca ganar, el domingo festejaremos y el lunes estaremos de nuevo en la trinchera. Hay que profundizar el plan maestro que tiene que ver con lo más prioritario y dejar para después lo que es accesorio. Seguir trabajando en infraestructura y superficie. Y hoy que la economía es difícil es importante la presencia de los campos de deportes, de la cultura, del patrullaje municipal, de la salud, de salir de la casa y encontrar bienes sociales donde todos estamos en un pie de igualdad.

P.: Le cambio de tema. Hace poco se lo vio en un acto en Merlo con muchos intendentes peronistas. ¿Por qué fue?

G. P.: Ratifico la constitución del espacio en el que estamos, pero soy una persona abierta. Si alguien inaugura un parque de altísima calidad, que son 5 hectáreas en una localidad obrera como es Libertad, en Merlo, y hay una invitación bajo el lema de la unión nacional, como intendente del área metropolitana me parece correcto que asista. No existen los enfrentamientos entre los intendentes. Nosotros articulamos juntos. Claro que si luego del acto hacen una reunión partidaria, no voy a formar parte porque son espacios en los que tiene que haber libertad para expresarse.

P.: ¿Cómo analiza el rol del radicalismo en estos últimos años?

G. P.: Venimos de una experiencia inédita de haber impulsado un presidente no radical. Desde la coalición parlamentaria se sostuvo y se votó todo, con las críticas hacia adentro, como corresponde. El radicalismo apoyó al gobierno partidario con convicción y cumplió una nueva función.

P.: El año que viene hay elecciones partidarias. Algunos lo dan como candidato a presidir el radicalismo de Buenos Aires. ¿Le interesa?

G. P.: Debemos concentrarnos en la gestión. Es un año duro. Los temas de los partidos no deben llevarse a la gente. Tienen que arreglarse puertas adentro. Pero voy por una renovación en el radicalismo de la provincia. Y en ese sentido estoy muy contento con el rol de Alfredo Cornejo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario